dimecres, de juny 09, 2010

Eugène Frederick Jansson


Aunque es un pintor bien conocido es su país natal, Suecia, el pintor Eugène Frederick Jansson (1862-1915) sólo recientemente ha empezado a recibir la atención internacional que merecen sus obras. Durante la última década algunos comentaristas le han proclamado como el primer artista gay de Suecia. Esta apreciación se basa fundamentalmente en las pinturas de la última década de su vida.

Månskensnatt (1896)

Motiv från Timmermansgatan (1899)

Patinador (1902)

Hornsgatan de noche (1902)

Hornsgatan (1902)

Chicos en la playa

Jansson había logrado una gran acogida de crítica, y con ello un notable éxito económico, cuando a principios del siglo XX abandonará sus paisajes nocturnos de carácter urbano, que tan ansiosamente habían sido buscado por los coleccionistas suecos, para dedicarse a pintar jóvenes trabajadores, marineros y atletas por lo general desnudos.

Flottans badhus (1907)

Levantador de pesos pesados


Levantando pesas con las dos manos

Las últimas obras de Jansson nos dejan ver de forma elocuente la fuerte atracción que sentía por los hombres objeto de su obra. En esta época entablará una "estrecha relación con varios de sus modelos, siendo la más notable la que mantendrá con Knut Nyman (1887-1946), con quien vivió desde 1907 hasta 1913.

Flottans Badhus , 1907

Entre sus obras cabe destacar por su fuerza las pinturas monumentales "Baños navales de Estocolmo" (Badhus Flottans). En estas obras logra transmitírnos la energía erótica que impregnaba este establecimiento para baños, que era frecuentado por el artista y otros homosexuales.



Levantando pesas con las dos manos nº2 (1913)

Gimnasta (1911)

Levantando pesas con las dos manos

Levantando pesos con una mano (1914)

Socialista comprometido, Jansson impregnó de un lirismo melancólico muchos de los paisajes urbanos que produjo entre 1890 y 1904 revelando las duras condiciones de vida en los barrios de clase trabajadora de Estocolmo. Jansson así mismo fue de los primeros miembros activos de la Unión de Artistas, que trató de fomentar la participación de los trabajadores en las artes visuales.

Gimnasta

+ Información

http://www.glbtq.com/arts/jansson_ef.html

13 comentaris:

tecla ha dit...

No sé dónde leí en una ocasión, que el desnudo masculino no no interesa a la sociedad, tanto como el desnudo femenino. Se me acaba de ocurrir a mi solita algo tan obvio, como que debido al pudor que siempre se le ha exigido a la mujer, además del hecho de no haber tenido acceso a la cultura, es la causa de que el desnudo masculino no se haya producido tanto como el desnudo femenino. A no ser que haya sucedido gracias al movimiento artístico gay.
Como bien dices, estos cuadros de desnudos masculinos son de un lirismo impresionante. Y en cuanto a los paisajes, poseen una delicadeza y exquisitez apabullantes.
Gracias una vez más P-Jota.

Giovanni ha dit...

El cuerpo masculino es hermosìsimo y su erotismo es diferente al que provoca el cuerpo femenino. Quzàs en el hombre sea mas serio..., no sè. Pero justo pensè que hubiera sido super bueno que exista muchos desnudos masculinos en la historia del arte. Pocas pintoras, pocos gays que abordaron el tema como Luis Caballero, tal vez leonardo de Vinci, Miguel Angel y este pintor sueco. Los desnudos masculinos de todos estos pintores son hermosisimos. Necesitamos un Modigliani que pinte cuerpos masculinos para llenar ese vacio en la historia del arte

Vulcano Lover ha dit...

Mmm, me encanta, pero la verdad que me parece más interesantes los cuadros que has puesto al principio, los que no son homoeróticos. Tiene un punto a Munch, cierto es, pero me parece muy personal a pesar de ello, y con una gran fuerza. Los otros me gustan bastante, pero no me parecen tan excepcionales.

Xim ha dit...

No sé por qué en las olimpiadas los participantes no salen desnudos, con lo bonito que es el cuerpo masculino al natural...

Besotes

Xim

Joaquinitopez ha dit...

Un nuevo descubrimiento que te debo, y ¡que descubrimiento! ¿No recuerda un poco en su estilo a Munch pero sin su carga depresivo deprimente?
Magnífico.

Rosa Bayot ha dit...

Pues no entiendo por que tienen que ser gays los que aborden el desnudo masculino , las mujeres no tenemos ningun problema con el desnudo femenino, aunque no seamos lesvianas!!!!!!!!!

ixilik ha dit...

A mi me pasa como a Vulcano, que me ha dejado más en retina los cuadros urbanos, que los desnudos.
Quizas los hombres en su disfraz, han pintado más hombres desnudos , que las mujeres. Pero casi siempre (en lo poco que conozco) acercandose a los modelos clásicos , le han dado el toque erótico. Pero no he visto hombres vestidos, que directamente se busque su erotismo

Uno ha dit...

No voy a repetirme en lo del aire Munch y en mi preferencia por los paisajes aunque me gustan y mucho también los desnudos. En lo que no me canso de repetirme es en los elogios a este blog por su excelencia y por sus siempre interesantísimas entradas.
Un abrazo.

El Deme ha dit...

¡Vivan los pintores de desnudos masculinos!. Los cuadros de Jansson, una maravilla.

Champy ha dit...

Ups...veo que no soy el único y conforta... me quedo con su primera etapa....

El cuerpo masculino me gusta disfrutarlo en vivo...jejeje...

2046

Joao Baptista ha dit...

Hoje é dia de Portugal, de Camões e das comunidades portuguesas

Pilar ha dit...

No puedo apreciar con claridad la técnica pero me sabe a dibujo, y a ambiente nórdico de gimnasio. El uso del color es muy llamativo, desde los ocres y verdes de interiores, algo mortecinos, a las luces azuladas idealizadas de los exteriores.

Xavier ha dit...

Una obra realment interessant, els paisatges i les nits son d’una gran plasticitat i mostren un gran caràcter i els nus estan treballs de forma delicadament eròtica, m’agrada especialment “Flottans Badhus”
Estic mes a prop dels pensament de Giovanni, que no pas d’altres comentaris i per res amb recorden les pintures de Munch. Son dos formes, per mi, totalment oposades de tractar un quadre.
El nu masculí es ermós,contemplatiu, desprèn força i caracter, el nu femení es tendre, bell i maternal, tots dos complements indispensables dins del mon de l’art.