dilluns, de març 22, 2010

"Narciso" Federico García Lorca

La Cantate du Narcisse (Narcisse série), Laure-Albin-Guillot, 1934


NARCISO

Narciso.
Tu olor.
Y el fondo del río.

Quiero quedarme a tu vera.
Flor del amor.
Narciso.

Por tus blancos ojos cruzan
ondas y peces dormidos.
Pájaros y mariposas
japonizan en los míos.

Tú diminuto y yo grande.
Flor del amor.
Narciso.

Las ranas, ¡qué listas son!
Pero no dejan tranquilo
el espejo en que se miran
tu delirio y mi delirio.

Narciso.
Mi dolor.
Y mi dolor mismo.

Federico García Lorca

10 comentaris:

Carlos ha dit...

Lorca y sus palabras que tiemblan cuerpos. Muchas gracias, querido Pejota. Qué belleza.

erva_cidreira ha dit...

NARCISO

Niño,
¡Que te vas a caer al río!

En lo hondo hay una rosa
y en la rosa hay otro río.

¡Mira aquel pájaro! ¡Mira
aquel pájaro amarillo!

Se me han caído los ojos
dentro del agua.

¡Dios mío!
¡Que se resbala! ¡Muchacho!

Y en la rosa estoy yo mismo.

Cuando se perdió en el agua.
comprendí. Pero no explico.

Federico García Lorca

El Anfitrión Griego ha dit...

SUICIDIO
(Quizá fue por no saberte la Geometría)

El jovencito se olvidaba.
Eran las diez de la mañana.

Su corazón se iba llenando
de alas rotas y flores de trapo.

Notó que ya no le quedaba
en la boca más que una palabra.

Y al quitarse los guantes, caía,
de sus manos, suave ceniza.

Por el balcón se veía una torre.
El se sintió balcón y torre.

Vio, sin duda, cómo le miraba
el reloj detenido en su caja.

Vio su sombra tendida y quieta
en el blanco diván de seda.

Y el joven rígido, geométrico,
con un hacha rompió el espejo.

Al romperlo, un gran chorro de sombra
inundó la quimérica alcoba.

Uno ha dit...

Qué belleza. ¿Por qué ya no leo poesía?

Xim ha dit...

"Japonizan en los míos" que apreciación tan interesante...

Ah!!! me gustaba más el otro fondo de las letras chinas, este gris es muy apagado y apenas se nota el diseño...

Besotes

Xim

MMdeplanetamurciano ha dit...

¿De ké libro es este poema? No me suena nada.

tecla ha dit...

Estoy sobrecogida con este poema p-jota.
Qué maravilla. Diosssssss

Pilar ha dit...

Chocante. Hay por aquí un club de lectores, una cosa de esas que yo creía ya no existían. El caso es que acabo de leer El retrato de Dorian Gray, y claro, he vuelto también a ver la película. Te diré que estoy fascinada no ya tanto con la novela en sí como con el mito, tan rico en matices, así es que entiendo perfectamente que un poeta se enganche con la idea, algo de narcisismo hay también en escribir literatura, una venta del alma que inmuniza sobre toda responsabilidad con la realidad. Una gran suerte que exista la literatura, y la poesía.

Mery ha dit...

Fíjate qué versos mas modernos: pájaros y mariposas/ japonizan en los míos.

Un abrazo

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Federico, nada menos. Uno dice "un poema de Federico" y no hace falta decir nada más (como si todos le hubiéramos conocido).
Magia en las palabras.
Paraules màgiques...
Federico, Federico...Poema homo-erótico, narcisista ¿Qué más da? Una forma de unir las palabras, de reinventarlas, de llenarlas de sugestión...No sé qué poner de este hombre, qué escribir, excepto que es mágico e inmortal.

Petonets.