dilluns, de gener 18, 2010

"La Noche Oscura del Alma" San Juan de la Cruz

Obra de Luis Caballero, Bogotá 1943 - 1995


En una noche oscura,
con ansias en amores inflamada,
(¡oh dichosa ventura!)
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
(¡oh dichosa ventura!)
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz ni guía
sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guïaba
más cierta que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.

San Juan de La Cruz

14 comentaris:

...Runagay ha dit...

Y yo que leo entre líneas algo más mundano que la mística...que mal me veo por Dios.

tecla ha dit...

Este post lo has publicado para mí p-jota. Porque seguro que me has adivinado cuanto me gustan los místicos. Pero sobre todo cómo me gusta S. Juan de la Cruz.

-Difiero de Runagay. ¿Hay algo más místico y sublime que salir en una noche oscura en busca del Amado?
¿Acaso el acto sexual no es el acto más puro limpio y sublime de toda la Creación?

Los que pecaron fueron aquellos que demonizaron el sexo en su propio beneficio y lo convirtieron en pecado.
Dios les pedirá cuentas.
Pero mientras tanto, gocemos estos versos tan bellos que S. Juan de la Cruz creó para nosotros.

En fin.

erva_cidreira ha dit...

Federico García Lorca: El poeta pide a su amor que le escriba.

Amor de mis entrañas, viva muerte
En vano espero tu palabra escrita
Y pienso, con la flor que se marchita,
Que si vivo sin mi quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte.
Ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
La miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas
Tigre y paloma sobre tu cintura
En duelo de mordiscos y azucenas.

Llena pues de palabras mi locura,
O déjame vivir en mi serena
Noche del alma para siempre oscura.

Xim ha dit...

Yo me quedo con el dibujo, cuánta fuerza y emoción desprende!!!!

Besotes

Xim

Joaquinitopez ha dit...

Sin duda uno de los mejores poetas españoles de todos los tiempos. Sin duda uno de los más excelsos poemas de toda la historia. Sin duda un hermoso poema de amor, místico o sexual.
A veces nos perdemos entre la morralla de la actualidad, de lo más dinámico y arrinconamos joyas como esta que deberían ser lectura habitual. Gracias por traérnosla de nuevo.

Mery ha dit...

Como apunta erva- es mas que frecuente que unos poetas parafraseen a otros, como el caso de Lorca respecto a San Juan de la Cruz. No es un plagio, en absoluto, y queda mas que demostrado que la calidad y el arte de ambos se salta a la torera cualquier intento de comparación y descrédito.

¡Hay que ver cuántas noches oscuras puede pasar el alma! Lo bueno es salir airoso en cada amanecer, porque siempre amanece.
Un beso

Eduardo ha dit...

Pues yo acabo de oír, ATENCIÓN, que la expulsión de los moriscos en el siglo XVII dejó sin élites culturales a España. O sea que retracta tus tres últimos posts. Cuando hasta nosotros nos creemos nuestra leyenda negra, estamos perdidos.

TUT ha dit...

En la poesía de S.Juan de la Cruz hay tal exaltación de ese amor místico, que suena como un amor carnal lleno de erotismo y ya no se sabe la frontera entre una cosa y la otra.
Uno de los mejores poetasa españoles de todos los tiempos.

Un abrazo.

Pilar ha dit...

La mística se comió un pastel que venía de largas tradiciones... pero la emoción no me la podrán quitar jamás ni imanes, ni rabinos, ni sacerdotes. Donde los halla, desarmados por la pasión.

Oh bosques y espesuras...

Oh besos -emocionados-

Xavier ha dit...

Entreme donde no supe
y quedéme no sabiendo
toda ciencia trascendiendo.

Yo no supe dónde entraba
pero cuando allí me vi
sin saber dónde me estaba
grandes cosas entendí
no diré lo que sentí
que me quedé no sabiendo
toda ciencia trascendiendo.

De paz y de piedad
era la ciencia perfecta,
en profunda soledad
entendida vía recta
era cosa tan secreta
que me quedé balbuciendo
toda ciencia trascendiendo.

Estaba tan embebido
tan absorto y ajenado
que se quedó mi sentido
de todo sentir privado
y el espíritu dotado
de un entender no entendiendo
toda ciencia trascendiendo.

I segueix.......


Quantes tardes de lectures, quans records d’amors perduts i patiments del cor.

aixx

El Deme ha dit...

Carlos Saura convirtió a Juan Diego en San Juan de la Cruz en "La noche oscura". Sí, definitivamente, hay que dejarse guiar por la noche... te lleva a sitios maravillosos, insospechados, como salidos de un cuento de ciencia-ficción.

molano ha dit...

Estando ya mi casa sosegada, me decicí a venir a verte y no sabes como me alegro. Hacía siglos que no leía este maravillosodondeloshaya poema. Ahora me voy a por el mejicano de arriba.

MMdeplanetamurciano ha dit...

Sé ke es topicazo, pero a mí San Juan me resulta de lo más erótico ke puebla la poesía en castellano.

Justo ha dit...

Esto sí que es un clásico, y una cumbre, de la mística y de la lírica sensual.