dilluns, de desembre 14, 2009

Tres Fantasmas por Kawanabe Kyōsai

Los fantasmas son un elemento fundamental de todas las culturas, pero en ninguna tienen la importancia y trascendencia que poseen en la cultura japones.

Kyosai, 1868-1870

Retornan del otro mundo con intenciones más que malévolas, ya que su retorno se produce para vengarse de aquellos que fueron injustos con ellos. Aquí os traigo estas tres obras del artista del periodo Meiji, Kawanabe Kyōsai (1831-1889).

Kyosai, 1870

Kyosai, 1883

18 comentaris:

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Que fantasmas más vengadores y que buenas pinturas

Joaquinitopez ha dit...

Vuelven para vengarse y para pagar el exceso de apego, pura tradición budista digerida a la japonesa.
Es curioso que todavía en sus manifestaciones artísticas hoy día están muy presentes este tipo de seres.
Magnífica selección de imágenes, sumamente expresivas de lo que son los fantasmas japoneses y su representación artística.
Un abrazo

dvd ha dit...

Me han encantado... Muy inquietantes...

ixilik ha dit...

Como me dejen volver de fantasma....! Voy a ir apuntando.

MM de planetamurciano.com ha dit...

Todo lo ke sale de Japón tiene siempre un punto único y especial, distinto al resto de cosas ke se hacen en el resto de países.

El Deme ha dit...

Pues son unos diseños divinos para marcapáginas...

pon ha dit...

Son muy tiernitos.

Strawberry Roan ha dit...

Yo he sido güeno, ¡lo juro!

Uno ha dit...

Fantasmas japoneses. Nunca se me habría ocurrido pensar en eso. Curiosísimo.

tecla ha dit...

Qué preciosidad de imágenes.
Me han recordado mi infancia en el pueblo. Teníamos en aquella casona unas habitaciones con bombilla y otras a las que, si era de noche, había que entrar con el candil y se formaban aquellas sombras animadas y fantasmagóricas.
Para vencer el miedo no había que bajar corriendo las escaleras porque te podías matar ya que cuanto más corría más miedo te entraba.
Por aquel entonces, se aparecían los muertos.
Extraño fenómeno, porque ahora ya no se aparecen a nadie y los fantasmas sólo sirven para que los niños jueguen a fantasmas.

Eran tiempos de entrañabilidad y miedos.

Lo único importante, es la promesa de vida.
Habiendo esta, todos los tiempos se recuerdan felices.

Soy muy feliz leyéndote P-Jota.
Debes de ser una promesa de vida.

senses or nonsenses ha dit...

si se te aparece algún fantasma...
mejor que sea japonés.

besos.

Xim ha dit...

Muy monos, mi serie favorita de animes japoneses cuando yo vivía allí, era una de fantasmas a la vieja usanza Gue Gue Gue No Kitaró, qué buenos eran, y no esa mierda de pikachus, doraemon, shinchan y compañía...

Kowaidesuyo!!!! (qué miedo joder)

Besotes

Xim

Justo ha dit...

He visto varias películas de fantasmas japoneses... y sí, parece un elemento esencial de su cultura.

A mí me gusta que tanto fantasmas como dioses se parezcan a nosotros. Por eso mi religión favorita con diferencia es la griega: vamos, que si siguiera en boga me apuntaría a ella.

Vulcano Lover ha dit...

pues fíjate que a mí, justo éstos, no me asustan mucho...

TUT ha dit...

Pues no conocía la afición de los japoneses por los fantasmas, pero aquí en España los hay por todos sitios y a todos los niveles, nos gusten o no.

Salud.

Joao Baptista ha dit...

muito bonitos

Xavier ha dit...

De fantasmes n’hi han al Japó, a la Xina, a qui i allà.
Amb fan mes por els que no porten llençol ni cadenes.

Tecla s’ha equivoca pensant que ja no s’ha apareixen a ningú, el problema es que ja no els fa cap falta amagar-se per espantar i donar-nos “susto”.

Ara son a qualsevol lloc, dins del mon polític, de las religions, als platós de televisió, representants socials i un llarg etc.

Varen sortir dels vells castells per passar als palaus i ara es passegen amb total impunitat vestits amb americanes de quadrets.

Amb quedo amb aquets enigmàtics dibuixos triats per tu.
Una abraçada.

Pilar ha dit...

Ni te cuento la relación amor-odio que tengo con el programa de Iker. ¿Será por él?--me he preguntado a menudo? esa carita cuando le cuentan algo, esos adjetivos que usa, ikerrrrrrrrrr te quierooooooooo