diumenge, de novembre 01, 2009

Tomás Luis de Victoria "Requiem"



"Mi alma está hastiada de mi vida. Daré rienda suelta a mi queja; hablaré con la amargura de mi alma. Diré a Dios: no me condenes; hazme entender por qué me juzgas así.¿Te parece bueno oprimir y desechar la obra de tus manos mientras resplandeces sobre el consejo de los malvados?¿Acaso tus ojos son humanos? ¿Acaso ves como ve un hombre?¿Son tus días como los días de un hombre; o tus años, como los de un mortal, para que indagues mi iniquidad y rebusques mi pecado?Tú sabes que yo no soy culpable, y que no hay quien me libre de tu mano."
Job X, 1-7



El Requiem de Victoria ( Officium Defunctorum) de 1605 es sin duda uno de sus mejores composiciones, y una de las obras maestras del Renacimiento tardío. La gran singularidad de esta obra radica en el hecho de que no sólo sería un adiós a una época, el Renacimiento, sino que también será el adiós del compositor, ya que sería su última obra, moriría pocos años después.

Victoria compuso la música para la propia Misa además de un motete funerario Versa est in luctum, la Absolución Libera me, que sigue a la Misa, y la segunda lección de Maitines para los Difuntos, Taedet animam meam, a cuatro voces, punto de entrada a la obra y con cuyas palabras del enfrentamiento de Job con Dios se inicia este post.

8 comentaris:

El Deme ha dit...

Me encanta visitarte porque soy tan inculto que siempre aprendo algo leyéndote. El Requiem es bellísimo y triste, a la vez.

Uno ha dit...

¡Qué nivelazo de Haloween!
Me voy a dejar tu página abierta para disfrutar de este bello Requiem mientras navego entre los difuntos.

Joao Baptista ha dit...

Tens paixão por musica clássica

tecla ha dit...

Albricias Pe-Jota.
Ya tengo altavoces, me los rgalaron ayer por mi cumpleaños.
Un gran regalo que e ha permitido oir la música que me ofreces.
Gracias Pe-Jota.

Vulcano Lover ha dit...

Qué bien sabes lo que me gusta Paul Mc Creesh y su Gabrielli Consort.

En la línea del renacimiento español, tienen un disco rotundo que se llama Music for the duke of Lerma, en el que hay composiciones de varios autores de la época y algunaz piezas anónimas. En él está la mejor
interpretación de la que para mí es la obra maestra de Victoria, el Salve Regina a 8 voces. Te lo recomiendo fervientemente, sobre todo si te gusta este tipo de música. Yo lo tengo entre mis discos de cabecera.
http://www.amazon.com/Music-Duke-Lerma-Spanish/dp/B0000667TH

Justo ha dit...

Estos días ha estado de -desgraciada- actualidad el Santo Job, por alguien que al frente de un partido político ha tomado su nombre en vano.

Pero ya quisieran los señores de ese partido estar a la altura de ese bellísimo texto, no digamos ya de la música.

pon ha dit...

Muy oportuno, estso dias de negro.

Eduardo ha dit...

Pe, lo sabes todo. En todos los campos. Abrumador.