dimarts, de novembre 10, 2009

Mirando atrás 20 años después


Hans Conrad Schumann (28 de Marzo de 1942 en Leutewitzh, cerca de Riesa - 20 de Junio de 1998 en Oberemmendorf, cerca de Kipfenberg) fue la primera persona en escapar de la República Democrática Alemana (RDA), el 15 de Agosto de 1961. Su fuga es, además, una de las más conocidas y quedó inmortalizada por la cámara de Peter Leibing


Peter Fechter murió el 17 de agosto 1962 cuando intentaba cruzar el Muro de Berlin. El joven de 18 años fue alcanzado por los disparos de la policía al tratar de escalar el muro "¡Helft mir doch!" (¡Ayudadme!), mientras se desangraba en tierra de nadie. Desde el Oeste le lanzaron paquetes de apósitos, pero Peter estaba ya demasiado débil como para servirse de ellos. Un soldado estadounidense saltó el Muro e izó el cuerpo, ya casi exánime, del joven por encima de la barrera. Fechter moría poco después.


El 9 de noviembre de 1989, el muro de la vergüenza caía, dejando atrás 5.000 fugas hacia Berlín Occidental; 192 personas murieron por disparos al intentar cruzarlo, 200 resultaron gravemente heridas. Intentos exitosos de fuga incluyeron la fuga de 57 personas, quienes escaparon a través de un túnel de 145 m de longitud cavado por los berlineses occidentales, en los días 3, 4 y 5 de octubre de 1964.



I follow the Moskva
Down to Gorky Park
Listening to the wind of change
An August summer night
Soldiers passing by
Listening to the wind of change
The world is closing in
Did you ever think
That we could be so close, like brothers
The future’s in the air
I can feel it everywhere
Blowing with the wind of change
Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow dream away
in the wind of change
Walking down the street
Distant memories
Are buried in the past forever
I follow the Moskva
Down to Gorky Park
Listening to the wind of change
Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow share their dreams
With you and me
Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow dream away
in the wind of change
The wind of change
Blows straight into the face of time
Like a stormwind that will ring the freedom bell
For peace of mind
Let your balalaika sing
What my guitar wants to say
Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow share their dreams
With you and me
Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow dream away
in the wind of change

Música :Klaus Meine
Letra:Klaus Meine
Scorpions

14 comentaris:

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Historias terribles las de ese muro.

BEsos

TUT ha dit...

Cuando ves que en unos días pudo venirse a bajo ese muro de la vergüenza te preguntas como es posibles que el mundo lo permitiera en pié durante 28 años, ese y otros muchos otros muros que aún existen.

Saludos.

Vulcano Lover ha dit...

y como, de repente, en unos años, europa había cambiado, y aún hoy, después de tan sólo 20 años, cuesta imaginar que aquella europa dividida en dos, existía tal y como existía...

the runagay ha dit...

Se agradece este post conmemorativo, y yo agradezco personalmente que no hayas hecho ninguna referencia a los fastos mediáticos que han montado, con paseo bajo paraguas de firma incluído. Bien podían haber denunciado, aprovechando la ocasión, el muro que ahoga ahora al pueblo palestino pero, claro, eso no pega mucho con las sonrisas bajo paraguas y fuegos artificiales en una coloreada Brandenburger Tor.

Champy ha dit...

Muy certera entrada.... además de bellisima.
pensar que el mundo debió haber sido otro después de está fecha.... mmm creo que si lo ha sido, en muchos aspectos mucho peor, pero lo ha sido.

Alemania unificada es definitivo ejemplo, no estoy adejtivando el ejemplo, pero si debe ser estudiado como tal por muchos pueblos emergenetes que nomás no logran pasar de ahí.

Lo que em caga es que los malditos gringos donde quiera se tengan que meter, los detesto tanto como amo a los alemanes o a los cubanos.

2046

senses or nonsenses ha dit...

me encanta la histórica foto de Conrad Schumann, el primer Stasi en darse cuenta del fin de la utopía comunista. no quisiera entrar en demagogias porque a mí si me parece el momento ideal para fastos y celebraciones. la caída del Muro fue otra bonita utopía...
luego, podemos discutir si estas utopías hicieron el mundo un lugar mejor o peor.

me doy una vuelta por la blogosfera, y como siempre, regreso a ti, ;-)

un abrazo.

senses or nonsenses ha dit...

ah, el vídeo GENIAL!, con este clásico de los Scorpions...

Joao Baptista ha dit...

Outro muros se constuiram, em Gaza por exemplo...

Uno ha dit...

Hay otros muros y muchas otras injusticias, desigualdades, opresiones, crímenes. Pero ese día hubo un muro menos y eso en si mismo hizo del mundo un lugar mejor.
Buen post.

ixilik ha dit...

Lo malo que ese muro fué como los alien, y aunque elmurío, sirvio desemilla para muchos más, que hoy cercan , para bo entrar, o para no salir ¿O siempre existieron?. Si toda la historia ha existidos muros y murallas, es que siempre ha habido miedos que frenar

molano ha dit...

Cualquier celebración podría discutirse. Es muy fácil.En el mundo siempre hay una terrible injusticia a la que hacer referencia para afear la alegría de la fiesta. Hasta el cumpleaños de tu tía y su enorme tarta, con el hambre que hay en el mundo.

Ya lo creo que hay cosas que celebrar en Berlin.

Estupendo post. No conocía la música.

tecla ha dit...

Las ideologías pueden ser buenas en teoría. Es el hombre quien lo destruye todo.
Levantar un muro dentro de una misma ciudad, es algo horrible y espantoso.
Los mismos comunistas destruyeron su propio ideal.
¿Pasará lo mismo con el capitalismo?
Todo parece corromperse en este momento.
Sin proponértelo, has levantado las ideas y el pensamiento pe-jota.
Somos demasiados en el mundo.
Es una gran entrada amigo.

Xavier ha dit...

Ja fa vint anys, el mur no hi es, les ferides si.

Mery ha dit...

Desde hace tiempo siento una gran curiosidad por todo lo que implicó el levantamiento de ese muro, su historia intermedia hasta que cayó como un apocalipsis.
Me queda pendiente un viaje a Berlín.
Un beso