divendres, de setembre 25, 2009

Steve McQuee por William Claxton


Steve McQueen visto por William Claxton (el gran fotógrafo del mundo del Jazz). McQueen siempre me ha parecido el epítome del hombre y la imagen que Claxton nos da de este actor es una imagen de lo más cercana, ya que ambos eran amigos, lo cual da a las fotografías tomadas un aire de intimidad que de otra manera sería imposible.












+Información:

http://www.taschen.com

13 comentaris:

Xim ha dit...

Desde luego que no sé lo que le veían al tipo este con esa cara de bobalicón, realmente era feo de cojones, será que los gustos de aquella época eran otros...

SaLu2

Xim

Vulcano Lover ha dit...

Yo le veo una masculinidad y una elegancia que no creo que sea provocada en las fotos que, como dices, deben ser bastante naturales

pere ha dit...

Amante de los coches deportivos y de los cigarrillos, pues no era difícil imaginar que uno de los dos acabaría con él a toda velocidad...
Para mí, todo su poder y atractivo residía en su mirada.
Una lástima!

Pilar ha dit...

Aym, pjota, qué ganas tenía de poder volver a tu blog, una referencia cultural que echaba muy sinceramente de menos. Vuelvo a la normalidad con los suficientes cables. Un placer encontrarte de nuevo.
A mí Steve siempre me supo a moderno, aún ahora viendo estas imágenes me viene a la cabeza esa imagen. Un legendario contemporáneo.

Muchos besos, piacere

fritzio ha dit...

Siempre son y serán bienvenidos y bienleidos y bien recibidos tus recuentos o recuerdos o indicadores de algo que ver, o que saber. Gracias y felicidades. Mcqueen en mi imaginario personal ni en cuenta. Pero el material fotográfico recopilado es soberbio.

Uno ha dit...

Estoy de acuerdo con Pilar, la imagen de Mcqueen era moderna frente a los galanes al uso.
¿Te has fijado que esta serie de fotos (magníficas fotos) podría ser una fotonovela con la vida de un chapero?

Joao Baptista ha dit...

Um homem bem sexy

Xavier ha dit...

En Xim diu que era lleig amb ganes, potser si. En el tema dels gustos es difícil coincidir.
El que no se li poc negar era el gran l’atractiu (que no guaperas) que desprenia com persona. El seu aire d’home nen , i la mirada (tal com diu en Pere) eren el que jugaven fort en quan a fer-lo diferent.
Els seus personatges de masculí “dur” i a la vegada mes tendres de un Holliwod que ja ha passat a l’ historia, quedant una actualitat cinematogràfica molt anodina.

pon ha dit...

Ayyyy McQueen..........suspiros y suspiros y suspirossssssssss..........

Uno ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Mery ha dit...

Este hombre resultaba de una elegancia tan sencilla que hasta podría pasar desapercibido a unos ojos poco observadores. Me encantaba.

senses or nonsenses ha dit...

bueno, bueno, bueno... me lo pido.
y después, siempre he tenido algún steve "rubio" macqueen entre manos (que más quisiera yo): Ed Harris, Daniel Craig...

un abrazo.

Justo ha dit...

Me he quedado de piedra con el primer comentario. No por nada, ya sé que hay gustos para todo en esta vida, pero nunca se me había pasado por la cabeza que a alguien pudiera no gustarle Steve McQueen...

Tenía una fotogenia única, daba igual que bostezara o se balanceara en una moto o fumara un puro; y su virilidad era contenida, discreta, elegante, sobria, nunca forzada. Por no hablar de la musculación, fibrada, como se dice ahora, sin la testosterona que por lo que se ve tanto gusta ahora y sin la cual hay personas que son incapaces de concebir la belleza masculina.