dissabte, d’agost 15, 2009

Woodstock 69


Entre el 15 de agosto y el 17 de agosto de 1969, cientos de miles de personas se reunieron en Bethel, Nueva York, y escucharon a algunos de los mejores músicos de rock de la época. Las actuaciones se convirtieron en leyenda, y la memoria del evento, sin parangón, ha llegado a nuestros días.



La libertad y una nueva forma de entender la vida estaba en el aire, todo parecía posible. Un mito acababa de nacer. Los miles de jóvenes que asistieron hicieron realidad sus ideales de paz y amor libre, mostrando su rechazo al sistema.




se congregaron más de 500.000 personas, 340.000 más de lo que esperaba la organización.



"Fue increíble, nunca olvidaré la forma en que se oía la música al resonar contra un campo lleno de cuerpos", rememoró el guitarrista Carlos Santana.







El periodista jefe de música de The New York Times, Jon Pareles escribió sobre sus recuerdos:

"Escuchamos a algunos de los mejores músicos de la era, disfrutamos de placeres legales e ilegales, soportamos la lluvia y el fango, así como el agotamiento físico y los retortijones de hambre. Nos sentimos como una gran comunidad y luego nos dispersamos, y todo eso sin que sucediera ninguna catástrofe"












Jimi Hendrix tocó en último lugar su actuación se programó para la medianoche, pero por retrasos en el festival no tocaría hasta las 9 de la mañana del lunes. Se estima que le llegaron a ver 500.000 personas, aunque empezó con un público de 80.000. El recital duró dos horas, siendo el concierto más largo de su historia. Tocó 18 canciones, concluyendo con Hey Joe


Nota: Sigo de vacaciones, solo me quedan dos semanas para regresar, viva la programación !!!, si es que funciona.

12 comentaris:

Xavier ha dit...

La programació funciona perfectament.
Per uns instants he pensat que ja estaves de retorn.

Que continuïs gaudint de les merescudes vacances.
Gran fita aquell Woodstock del 69amb, encara que el meu record es posterior, ja que als meus tretze anys i en el país en que vivíem aquets fets eren noticies menors, tractades molt per damunt. Llavors es parlava amb certa desafecció i menyspreu dels moviments hippys, com un mal de la societat, falta de valors i moral, d’una joventut que havia perdut el nord. Quina misèria de mont en que vivim. !! que poc han canviat les coses !!
Una abraçada.

Eduardo ha dit...

Funciona, funciona. Sigue descansando!

Breckinridge ha dit...

Iba justa a escribir "Benvingut!" cuando leo la frase final.

El otro día escuché algo sobre el aniversario de Woodstock y me dije a mí mismo, "pero si se acaba de celebrar hace nada". Me doy cuenta de que estoy pensando en el 30 aniversario (hace 10 años) o quizá el 25 (hace 15). Y me parece que fue ayer. A medida que uno se hace mayor el tiempo pasa más deprisa, qué lástima.

tecla ha dit...

Yo me acuerdo también. Pero lo recuerdo con una especie de fascinación que nada tenía que ver conmigo. Ya me dirás.
Pero la música está ahí. Para disfrutarla.
Hoy despues de leer en la prensa las manifestaciones en EEUU en contra de la reforma sanitaria de Obama, y con el desastre de Irak como telón de fondo no puedo menos de preguntarme.
¿Sirvió para algo?
¿Se perdieron los ideales?.
_ No si no quiero ser gafe.
_Entonces pesimista.
_No, no qué va..... Tampoco.
_Pues ya me dirás.
_ Solo queeeeee


Me he quedado admirada de lo bien preparado que tenías el tema.
Gracias.

El Velvet de Cierto Pelo ha dit...

A 40 años se ha editado un disco doble (o triple, no recuerdo) con lo mejor del festival.
Ang Lee ha filmado una comedia sobre ello.
Rolling Stone le ha dedicado un amplio reportaje.
Y Woodstock sigue tan campante.

También se celebran 10 años del Woodstock 99 que terminó en incendios.
¿Nihilismos de fin de siglo?
Nadie lo sabe.

Chido por la programación.

Joao Baptista ha dit...

SEX DRUGS AND ROCK ROLL
Benvenido de vacaciones

El Deme ha dit...

Woodstock, 1969. Hubo un tiempo en que se pensaba que salir a la calle y gritar bastaba para cambiar el mundo. Hubo un tiempo que la gente estaba harta y encontró en el rock una manera de decirle NO al sistema. De todo aquello apenas queda nada y nada ha cambiado demasiado. Pero mientras te sumerges en los 3 minutos mágicos de una canción, estás rebelándote contra los que te dicen lo que tienes que hacer.
Pe-jota, sigue disfrutando de tus éxtasis de 3 minutos.

d2 ha dit...

Y el mundo se dividió en dos: los que habían estado en Woodstock y los que no habíamos estado en Woodstock y nos habíamos quedado con las ganas…. Bueno realmente fueron tres los que habían estado, los que no habían estado y se habían quedado con las ganas, y los que no fuero, no se quedaron con las ganas pero se propusieron que no volviera a suceder…. ¿Quién gano?

Ferran ha dit...

Amb dos anys... no, no en recordo res ;) Però és evident que Woodstock és una de les icones del segle XX, i que d'alguna manera va obrir la porta a un món nou.

Excel·lent crònica (programada)! ;)

Dandy Golfo ha dit...

Y me imagino como se escuchó, los que se pudo ver, los olores, los sabores, todo, todo lo que se sintió.

Y toda esa energía tuvo que hacer un cambio, toda esa esperanza, ese amor.

Felices vacaciones.
un abrazo

Dandy Golfo ha dit...

Y me imagino como se escuchó, los que se pudo ver, los olores, los sabores, todo, todo lo que se sintió.

Y toda esa energía tuvo que hacer un cambio, toda esa esperanza, ese amor.

Felices vacaciones.
un abrazo

Capri c'est fini ha dit...

Funciona la programación y muy bien! Viva Woodstock!!!