divendres, de juliol 31, 2009

Alvin Baltrop, sólo en la oscuridad podemos ser libres

A la edad de 26, Alvin Baltrop comenzó a fotografiar lo que estaba pasando en los muelles del West Side de Manhattan. La zona, llena de almacenes abandonados y de muelles industriales en ruinas se convirtió en el hogar temporal para jóvenes adolescentes gays huidos, fugitivos de cruceros y homosexuales de todo tipo. Lo cual lo convirtió en un lugar fuertemente vigilado. La gente acudía allí para consumir drogas, por lo que los atracos se convirtieron en algo común, así como las violaciones, los asesinatos y los suicidios. Baltrop con su cámara capturó todo este mundo de sexo y violencia creando un documento sobre sexo, violencia y arte ( David Wojnarowicz y el muralista Tava, así como anónimos artistas grafiteros residieron allí) en medio de una zona en absoluta decadencia, un documento único.




Por supuesto, no todo el mundo estuvo de acuerdo en aceptar estas imágenes como parte de una creación artística, inclusive dentro del colectivo homosexual se produjeron las desafecciones ante estas imágenes. Generándose una reacción hostil ante su obra. Un comisario artístico llegaría a comparar a Baltrop con una rata de alcantarilla debido al contenido de su obra. La mayoría de los propietarios de galerías de arte y críticos de arte sólo puede ver la suciedad y la vulgaridad superficial, sin entender su trasfondo, ni sus implicaciones sociales.



Según declaraciones de su amigo y ayudante, Randal Wilcox, se da la paradoja de que serán las galerias con orientación gay las más combativas contra su obra y las que más tardarán en aceptarla.de arte son las más poco a la demora en el trabajo del fotógrafo.
"Al Baltrop también sufriría el acoso racista por parte de los comisarios artísticos, galeristas y otros miembros de la 'comunidad gay' hasta su muerte", según Wilcox. "Muchas de esas personas que dudaban del trabajo fotográfico de Baltrop, le llegaron a acusar tanto implícita como explícitamemte de haber robado las obras a un fotógrafo blanco (Baltrop, era negro). Otras personas que estaban dispuestas a aceptar las fotografías de Al pero tratándole como un idiota y otros sencillamente usurparon su obra".



Como resultado de todo lo anterior, su trabajo recibió muy poca atención durante su vida. Logró una pequeña exposición en Nueva York, otra la Glines, una muestra gay sin fines de lucro, y otra exposición en un bar gay del East Village donde trabajaba a veces como un Portero.



Tras su muerte, su obra empezaría a recibir un poco más de atención. Desde 2004, su trabajo ha sido mostrado internacionalmente. En febrero de 20008, Artforum publicó un artículo sobre Baltrop incluyendo varias reimpresiones de sus fotografías. Más recientemente, el Whitney compra una de sus fotografías para su colección permanente.
Por lo tanto, Alvin Baltrop logra definitivamente triunfar tras su muerte, desacreditando y poniendo en evidencia las miserias y el racismo en el mundo del arte.



Baltrop amaba sobretodo la fotografía y le gustaba la gente y los lugares que fotografiaba. Baltrop comenzó a tomar fotos en la escuela secundaria y continuó cuando estaba en el ejército, tomando fotos, según parce, escandalosas de sus amigos en la Armada. Después de abandonar la Armada, trabajó como vendedor ambulante, diseñador de joyas, e impresor. En un momento dado, a fin de pasar más tiempo en los muelles, renunció a su trabajo como taxista y se convirtió en un trabajador autónomo, viviendo en su camioneta estacionada cerca del objeto de su cámara, los muelles.
"Aprendí a hacer fotografías inusuales de las personas", dijo Baltrop acerca de los inicios de su carrera. "Los antiguos fotógrafos que ahora están muertos, traer tu cámara, chico, y vamos a salir a disparar. "

+ Información

http://baltrop.org/

12 comentaris:

pere ha dit...

No lo conocía... Su trabajo es brutalmente genial como escandaloso si tenemos en cuenta la época en que se desarrolló, incluso en la actualidad podría ser enmarcado en ambas disciplinas.
Una vez me sorprendes tan gratamente...!!
Gracias

senses or nonsenses ha dit...

tpc lo conocía. y me he quedado...
son maravillosas.
entiendo que los más conservadores lo vieran sucio y vulgar, pero no me explico por qué no fue aceptado por los circuitos más gay...
vaya descubrimiento!

un abrazo.

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

El erotismo no lo han perdido, me ponen, jejeje

BEsos

pon ha dit...

Qué doloroso, tener que soportar no solo el racismo imperante sino la homofobia de los homosexuales(bastante corriente), el desprecio de su obra por los galeristas....que no me extraña mucho, solo son marchantes que van al dinero seguro.......vamos, que haciendo fotos de "lo peor" en "el peor sitio" se encontró con que "lo mejor" de la sociedad era mucho más repugnante.
Iba a escribir "Pobre hombre", pero qué puñetas, tenía su cámara.

El Deme ha dit...

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

tecla ha dit...

Qué belleza de imágenes P Jota.
Gracias por todo lo que compartes.

Mery ha dit...

Me uno a los que no conocían a este fotógrafo.
Mira que calificarlo como rata de alcantarilla...
Un abrazo y feliz verano

Sr. Shysh ha dit...

Valor como documento. Me permito discrepar en lo artístico. Demasiadas veces se considera una instantánea como obra de arte. Tontostoy hoy ya lo sé.

ixilik ha dit...

Efectivamente por lo que parece a veces el arte es sucio, aunque no me refiero a las obras.

Xavier ha dit...

Tampoc en soc coneixedor de la seva obra, en la que mostra la marginalitat i no precisament en l’Amèrica profunda. Poc recull es troba d’aquest fotògraf.
Una llàstima, probablement el seu treball ha de ser mes ampli i ric, i per motius diferents no ha arribat a nosaltres.

Hernando ha dit...

Un descubrimiento extraordinario, P-Jota. No lo conocía. Siempre he pensado que un artista tiene que mirar donde no mira nadie. Tiene que sacar a la luz (dar a luz) esos mundos que sin sus ojos no existirían. Habrá gente que le guste y gente que no, claro, como en todo. En este caso muestra unas relaciones sórdidas que muchos gays conservadores quisieran ocultar (en el fondo del armario). Hay que tener en cuenta que el Poder Rosa (Gay Power) también tiene sus intereses y que la obra de Baltrop, no los promociona precisamente como les gustaría. El poder por definición; siempre es conservador y represor, sea del signo que sea. Sólo por eso, por ser un tocapelotas (nunca mejor dicho) Baltrop merece un lugar en la historia de la fotografía de autor. Un post exquisito. Felicidades.

Champy ha dit...

Me recordoa....Querelle?

2046