diumenge, d’abril 26, 2009

Johann Sebastian Bach (1685-1750): CONCERTOS



Julia Fischer, violín
Alexander Sitkovetsky, violín II [en BWV 1043]
Andrey Rubtsov, oboe [en BWV 1060]
Academy of St. Martin in the Fields

1. Concierto para dos violines, cuerdas y continuo en re menor BWV 1043
2. Concierto para violín, cuerdas y continuo en la menor BWV 1041
3. Concierto para violín, cuerdas y continuo en mi mayor BWV 1042
4. Concierto para oboe, violín, cuerdas y continuo en do menor BWV 1060


Vía: El martillo sin Dueño

10 comentaris:

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Prometo escucharlos con tranquilidad.

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Por cierto te enlacé en mi entrada de esta semana en Nazario para obtener más quien quiera mñás información sobre él, que tu entrada está genial

Un abrazo

mpons ha dit...

Conozco los conciertos y me encantan. Bach me apasiona... Y ahora le toca el turno a Händel, que este es su año y de quien se sospecha que era homosexual: las investigacionen están en curso. Muchas gracias de nuevo!

Xavier ha dit...

T’imagines que puguis arribar a fer una música tan meravellosa i que perduri en el temps?
Tan sols per el fet de poder-la interpretar o tan sols sentir-la val la pena viure.

Vulcano Lover ha dit...

La había escuchado tocar, claro, pero nunca la había escuchado hablar a Julia Fisher... me ha recordado mucho al acento y a las inflexiones que tenía al hablar Jacqueline DuPré, fíjate... ya por eso me cae mejor (es que no la tenía en muy alta estima, la verdad)

Pilar ha dit...

El placer que debe ser que tu vida esté en la música... maravillosa

senses or nonsenses ha dit...

me gusta Bach... dijo él, que no tenía ni idea de música clásica. ;-))

besos.

Justo ha dit...

Las sensaciones que nos transmite Bach son.. supremas, y aquí sí que tiene sentido utilizar este adjetivo.

Si hay un dios, o varios dioses, él estuvo en contacto con todos ellos. Su música es fuente continua e inigualable de dicha, de recogimiento, de solemnidad, de vida..

Mery ha dit...

Te oigo hablar de Bach justo unos dias después de haber asistido al 6º concierto de Brandenburgo.
Qué te voy a contar...
Gracias por tu recomendación.

Madame X ha dit...

Madre mía, qué maravilla.

Llevas una primavera sembrada, mon cher. Un beso.