dilluns, d’octubre 27, 2008

Luis Antonio de Villena


"Soy de los que ardientemente detestan la injusticia,de los que creen que es indigno casi cualquier privilegio; y al tiempo soy clasista y amo la diferencia. Creo en el pueblo y me llena de rabia la pobreza, mas soy también feroz individualista, singular extremo. Amo al amor sobre todas las cosas, detesto la ternura. Soy altivo, intolerante, fuerte; pero débil como un niño pequeño"


Extracto del poema "Príncipe di Montenevoso"
de "La muerte únicamente"

Encarar un post sobre Luis Antonio de Villena es algo bastante más dificil de lo que en principio parece, ya que nos encontramos ante un mito vivo, un hombre que ha tocado todos los palos de la literatura, poesía, novela, ensayo, autobiografía, reconocido articulista, crítico literario y traductor. Doctor honoris causa por la universidad de Lille (Francia), Premio Nacional de la Crítica en Poesía, el Azorín de Novela, el Ciudad de Melilla de Poesía, el Sonrisa Vertical de Narrativa Erótica, el galardón de poesía Generación del 27 y el II Premio Internacional de Poesía El Viaje del Parnaso, gracias a su libro titulado “La prosa del mundo”, su obra ha sido traducida a varios idiomas.

Luis Antonio de Villena, nacido el 31 de octubre de 1951 en Madrid es licenciado en filología románica, así como también estudió lenguas clásicas y orientales.
Su obra se inscribe dentro del grupo poético de los novísimos o venecianos, grupo poético que toma su nombre de la antología en la que el crítico José María Castellet reunió a la mayor parte de los poetas más renovadores de la década de los años setenta del siglo pasado "Nueve novísimos poetas españoles" Barcelona, 1970. Sin embargo también fueron llamados venecianos, en alusión a uno de los poemas de la antología, "Oda a Venecia ante el mar de los teatros" de Pere Gimferrer.

En términos generales su obra tanto lírica como en prosa nos transporta desde un esplendoroso pasado cultural a la más cruda realidad actual, siempre dentro de una cierta tendencia dandi ( elegancia y refinamiento acompañado de altas dosis de originalidad), un rebelde epicureísmo homoerótico, el hombre como un todo, que sabiamente administra el placer y el dolor así como los vínculos amistosos, alimento y placer para el cuerpo y para el espíritu, un equilibrio perfecto de tradición culturalista y decadentes, lo cual le liga directamente con las corrientes literarias decadentistas de finales del XIX, como Wilde, Baudelaire, Proust; aunque en su caso presenta una importante vertiente social, alimentada a base de fracasos, rechazo, submundo, hampa y marginación

La obra poética y narrativa de Luis Antonio de Villena incluye libros como “Sublime solarium”, “El viaje a Bizancio”, “Huir del invierno”, “Un paganismo nuevo”, “Marginados”, “La belleza impura”, “Celebración del libertino”, “Afrodita mercenaria”, “Los gatos príncipes”, “Países de luna”, “Para los dioses turcos”, “Ante el espejo”, “El tártaro de las estrellas”, “Oro y locura sobre Baviera”, “Pensamientos mortales de una dama”, “Huesos de Sodoma”, “Patria y sexo”, “Los días de la noche” y “El sol de la decadencia”, entre muchos otros títulos.

En cuanto a sus ensayos, destacan “El dandismo”, “Dados, amor y clérigos”, “Corsarios de guante amarillo”, “El razonamiento inagotable de Juan Gil-Albert”, “El libro de las perversiones”, “Lecciones de estética disidente”, “El ángel de la frivolidad y su máscara oscura”, “Diccionario esencial del fin de siglo”, “Los andróginos del lenguaje” y “La felicidad y el suicidio”.

Como traductor, Villena ha adaptado textos del novelista William Beckford, del poeta inglés Ted Hughes y sonetos de Miguel Ángel, entre otros. Luis Antonio de Villena también ha realizado antologías de poesía joven y homosexual "Amores iguales (Antología de la poesía gay y lésbica), "Los senderos y el bosque", "El fervor y la melancolía", entre otras.

Epinicio

Salta al aire, y arde al sol en un brillo encendido.
El músculo se estira victorioso. Ondea el pelo rubio,
y bailan sedas de agua sobre una piel de oro.
Bulle un río, y el cuerpo es la sed de una batalla.
Los brazos se alargan, y las piernas armoniosas
y brillantes. Se cierra un bosque al cerrar los ojos.
Cantan las manos. El cuerpo adolescente reta al aire.
Como un himno se eleva la figura, y se ondula.
El pelo nada, la piel seduce al ámbar, y el impulso
se transforma en joven música encendida. Salta ahora.
Y es todo victoria. Quien saltó y quien baja es otro distinto.
Y va más allá el milagro porque es otro el que mira.



Poema perteneciente a "Hymnica" 1974-78


Luis Antonio de Villena "Héroes, Atletas, Amantes"

Ediciones Península
Colección: Altaya

Un recorrido por la representación masculina del desnudo
a través de la historia del arte

La historia de la pintura occidental clásica está anclada sobre grandes bloques temáticos, sobre la representación de iconos. Representaciones divinas, historias sagradas, grandes gestas o batallas y desnudos. A este último aspecto se dedica este culto y entretenido libro de Luis Antonio de Villena, un texto rico en matices, intensidades interpretativas y aciertos que repasa las diferentes representaciones del desnudo masculino a lo largo de la historia hasta ofrecer un retrato de conjunto de cómo la imagen del hombre ha ido evolucionando al compás de las nuevas mentalidades; y cómo la pintura, reflejo o hipertrofia de la realidad, ha sabido componer esta imagen del desnudo masculino.





+ información

http://www.luisantoniodevillena.es/

14 comentaris:

Vulcano Lover ha dit...

De lo que he leído de él, su poesía no me llega mucho. Pero sí sus ensayos, y alguna cosa de narrativa. Como articulista y como orador me parece (una vez que superas ese aire un poco de superioridad que parece que se da) una de las mentes más claras y comprometidas de la intelectualidad.
Me ha hecho gracia (no lo sabía) lo del doctorado honoris causa por la universidad de Lille (a saber por qué allí lo reconocieron) que es una ciudad donde yo he vivido.

Capri c'est fini ha dit...

Me gusta mucho, Villena es de los intelectuales que me reconcilian con este país, porque representan lo mejor de la España culta. Ha escrito a rabiar una cantidad impresionante de libros y sin embargo no es mayoritariamente conocido, una pena, la verdad. Un abrazo.

Rosadefuego ha dit...

La introducción que haces al inició, genial, llena de contradicciones; tan contradictoria como los sentimientos humanos.
Prolifíca la obra de Luis Antonio de Villena, ha abarcado casí todas las vertientes de las letras.
Pero siempre existe una de las obras que nos cautiva en especial, para ser un escritor del que conocía muy poco, te ruego me hagas alguna sugerencia sobre alguna novela en particular que te haya agradado, para poder obtenerla. Es solo a través de la lectura que podemos adentrarnos en los pasadizos más ocultos de los escritores.

Sibyla ha dit...

Me encanta de él su porte y sus gafas de colores chillones, que se atrevió a llevar, cuando aún no eran tan comunes y casi no las llevaba nadie.

Es uno de los intelectuales actuales imprescindibles.
Hace mucho que no se le ve en coloquios...

Un abrazo Pe-jota:)

Anònim ha dit...

Me gusta como intelectual y creo ke su voz en un país como este es necesaria, pero nunca he podido con sus libros, ni de poesía ni de otra cosa, y mira ke lo he intentado. Me parece tan artificioso y hueco....Pero es una opinión, claro.

MM de planetamurciano. Ay lo ke kiero a blogger....

Xavier ha dit...

También es posible que esos ardidos buscadores
de belleza, acechadores del minuto hermoso de la juventud,
también es posible que ellos no sepan amar, sin más.
La infancia, siempre. Un oscuro, herido daño primordial,

cierto, pero (incapaces de darse, egoístas, medrosos,
íntimamente cubiertos de sangre) no saben amar...
Buscan entonces con sed la gloria adolescente del
leopardo, el muchacho de Maratón, el dorio atleta suave

como los rubios aqueos, u oscuro como los coptos
que servían vino y miel... Noche tras noche, la búsqueda
no cesa y el Todo se desmiga en multitud...

¡Con lo hermoso que es compartir la vida en amor,
ver dormir, cansado del amor, a tu buen amigo feliz!.
¡Desdichados estetas, agonizantes mendigos de una luz.


Un altre “noi” dolentot” dins el mon de la literatura, una ment clara dins d’un mon aspes. Pot agradar mes o menys, però segur que deixa rastre.

juazman23 ha dit...

TODO EN ESTA VIDA COMIENZA POR UNA MENTIRA.

EMPIEZA LA HISTORIA....
SIGUELA EN
http://no-me-falles.blogspot.com

El Deme ha dit...

Es un tío muy culto, pero también un poco pedante, es de esos que están encantados de oírse a sí mismos. Prefiero escritores más sencillos, más pegados a la realidad, no tanto a los museos (y perdona pe-jota, es que quiero ser un poco abogado del diablo, je je)

Xavier ha dit...

No tinc res de moment.
Fa dies que ho rumio, tot un repte !!!

Una abrasada

Breckinridge ha dit...

Nombre de referencia, claro que sí. LA de V me tuvo obsesionado mucho tiempo, por lo mucho que de mí mismo identificaba en él mi yo adolescente y por el detalle bobo de que compartimos cumpleaños. Me quedo con su primera obra, recuerdo muy bien su ensayo(editado por Tusquets en los cuadernos ínfimos) Corsarios de Guante Amarillo, qué título tan bonito, y también lo que creo es su primera novela, de corte autobiográfico, "Ante el espejo". No mencionas su obra de ficción, ciertamente menor comparada con la poética, pero no desdeñable. Su poesía primera, muy cernudiana, es preciosa. De hecho, él reivindicaba a Cernuda cuando lo que se llevaba en aquel momento era algo muy distinto. Gracias por recordarlo.

ARD C ha dit...

Guste o no guste, no deja de ser un referente imprescindible dentro de la cultura actual.
A veces siq ue da una sensación de distancia y de pose wildeana pero como cada uno es como es pues nada se lo disculpo y que su entorno que lo aguante como buenamente pueda.
En cuanto a su obra lo poco que he leido me ha gustado, lo último fueron las cartas de O. Wilde a Lord Alfred Douglas, el prólogo está muy bien, muy imparcial, en cuanto a alas cartas, dan detalles muy interesantes sobre su relación.
Saludos.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Voy un poquito más despacio leyendo entradas, debido a unas leves molestias en una vértebra, pero poco a poco me pongo al día, no te preocupes. Incansable en tu energía por aportar datos y textos de poesía, y profundizar en autores contemporáneos.
Villena es un erudito y un dandy, que cae bien a unos, no tanto a otros, sin embargo, tiene gran valor, porque corre el rumor de que su origen es bastante humilde y se forjó a si mismo.
Petons

Justo ha dit...

Me interesa como escritor, aunque no lo he leído mucho; recientemente encontré una poesía suya que me encantó, Un arte de vida, y que compartí con vosotros.

Paradójicamente, la normalización del hecho homosexual en España creo que le perjudica, al menos como personaje, porque de alguna manera su imagen pública se ha basado en la diferencia sobre todo por su condición sexual, una diferencia que ya no lo es tanto y cada vez menos.

Un abrazo (Y a Ripley: cuídate, que llevas ya tiempo con la vértebra, tienes que hacer gimnasia postural en el ordenador)

Anònim ha dit...

para los que disfrutan con la obra de Villena, acaba de salir un libro nuevo que recoge sus ensayos sobre literatura y sociedad. Se titula "Decadencias" y lo ha publicado la Universidad de VAlladolid. Aunque el título no lo dice, después de leerle me doy cuenta de que Villena habla siempre de autores que, de una manera y otra, trata de cuestiones homosexuales. Una pasada de libro. Y superbarato.