dimecres, de juliol 02, 2008

La religión como producto de la debilidad humana

Albert Einstein y Julius Robert Oppenheimer

El 3 de enero de 1954 Einstein escribe al filósofo Eric Gutkind, en respuesta a su libro "Escoge la vida: La llamada bíblica a la rebelión".

"La palabra Dios para mí no es más que la expresión y el producto de la debilidad humana; la Biblia es una colección honorable, pero primitiva, de leyendas no obstante bastante infantiles. Ninguna interpretación, por sutil que sea, puede (para mí) cambiar eso". "Para mí la religión judía, como las otras religiones, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío, al que estoy encantado de pertenecer y con cuya mentalidad tengo una profunda afinidad, para mí no tiene ninguna cualidad que no tengan otros pueblos. En lo que se refiere a mi experiencia, no son mejores que otros grupos humanos, aunque están protegidos de los peores cánceres por su falta de poder. Por otra parte, no consigo ver nada de elegido en ellos".

"En general, encuentro doloroso que reclame usted una posición de privilegio y trate de defenderla con dos muros de orgullo, uno externo como hombre y uno interno como judío".

"Fraternales gracias y mis mejores deseos. Suyo, A. Einstein".

24 comentaris:

Casanova ha dit...

Ahora aplicarnos el cuento el resto de pueblos

Casanova ha dit...

Por cierto,no sabìa que Dolores y Ramòn eran primos.Imagino que lejanos...

Eduardo ha dit...

Y sin embargo, el propio Einstein teñía con tristes ascendentes religiosos muchos de sus escritos. Como decía Kossti, del que hace unos días hablaba en el blog, habrá un día en que las religiones se estudien como las piedras de sílex en los colegios. O como decía otro paisano, Cajal, habrá que encontrar el ganglio cerebral que la regula.
Pero hay un debate interesantísimo, y es : que hay sin religión?. Y no lo digo por nosotros, que tenemos la ley y la naturaleza como reguladoras de nuestro comportamiento? Está el cerebro humano preparado para extirpar el ganglio religioso? O deberá ser una evolución natural de la conciencia en que poco a poco se liberte cada neurona de la vaina protectora que ofrece la religión? Deberá haber un Constantino del ateísmo?
En fin, ahí queda eso.

agr ha dit...

Constantino vio a los mártires cristianos encarar la muerte sin miedo y quiso para los romanos ese inmenso poder. ¿Qué podríamos ver en el ateísmo que quisiéramos universalizar? ¿La tasa de suicidios?
Creo que aquí Einstein está atacando sus raices, desidentificándose de sus ancestros, más que atacando la religión en sí. Obra suya son estas sabias palabras:
"Todas las religiones, artes y ciencias son ramas del mismo árbol. Todas estas aspiraciones están dirigidas a ennoblecer la vida humana, alzándola desde la esfera de la mera existencia física y guiando al individuo hacia la libertad."

Homo-Sapiensis ha dit...

guau... Admiro el que a pesar de la complejidad de la mente de Einstein, haya sido capaz de expresar con tanta simpleza y sencillez el concepto de "la religión"... Así como la idea de que ningún pueblo es mejor que otro por tener una u otra religión... Oportuno y magnifico post Pe-jota.

pon ha dit...

Espero que incluyan estas palabras en Educación para la Cuidadanía.

Senses & Nonsenses ha dit...

amén, con la carta de einstein.
...pero me ha interesado mucho por dónde llevan el debate eduardo y agr.

un abrazo.

Sibyla ha dit...

Interesante misiva, el orgullo por ser de una nación o de una clase social en particular, es un tremendo error.

Es puro accidente y casualidad, nacer en un país o en otro, con circunstancias favorables o adversas...

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Perdona que he estado un poco ausente de comentarios blog, por "agotamiento calorífico", jejeje:-)
Pues eso de la religión,la carta de Einstein, no se porqué me ha recordado la última entrevista a Marlene Dietrich( se la hacen con una puerta entreabierta, dentro de una habitacion en la que está ella hablando, pero no se la ve). Le preguntan por la religión, comienza a reir y contesta:
-"Jajajjaja! ¿Dios? Un cuentecito...¿Vd cree en todas esas paparruchas de que si somos buenos, iremos al cielo cuando nos muramos? y comienza otra vez a reir: -"Jajajajajaj":-)
Petons.

Justo ha dit...

Me conformaría con que en el mundo se asumiera la separación entre las iglesias y los estados, no pido más; porque estamos muy lejos de ahí todavía... hace poco me quedé flipado al saber que los movimientos sociales alemanes no tienen clara la reivindicación del laicismo -vetaron esa palabra en un manifiesto común del Foro Social Europeo-.. y si no lo tienen claro los alemanes..

Capri c'est fini ha dit...

Hola Pe-jota, después de un parón impuesto, vuelvo al pie del cañón y me encuentro con alta filosofía en tu blog.... hummmm lo cierto es que no sé si Einstein tenía razón en esto, pero siempre desconfío de las personas que creen que el concepto de Dios o la religión es algo innato en el ser humano. Un saludo.

pon ha dit...

En la duda está la inteligencia.

Champy ha dit...

Que mente!!!!!

Y pensar que sin él, estos momentos serían completamente distintos....

Conoces las Decimas a Dios?

Igual de orates él y Pita....

Si no conoces a Pita, estoy seguro que te encantará, vida, obra, personaje... yo la adoro.

2046.

fire ha dit...

tenia que ser einstein quien lo diera tan claro...
yo no soy creyente a pesar de haber crecido en el seno de una familia catolica...
este post dice muchas cosas amigo.. un beso pe-

Ana, un Hada al Sur del Mundo ha dit...

En la sencillez radica la mayor sabiduría...

Un beso!

Breckinridge ha dit...

En el fondo no es tan diferente a lo que dijo Baruc Espinoza unos tres siglos antes... y casi muere en la hoguera.

Eduardo ha dit...

Ya me ha tirado una piedrecita Capri... Le respondo. No digo que el concepto de religión o dios sea innato, porque si no, algo grave me pasaba. Eso lo decía Cicerón, al que admiro en otras lides. Lo que digo, y ya sabía yo que iba a haber movida XD es que, como Cajal, a veces da la sensación de que así sea, o sea, que hay un ganglio cerebral, casi en la amígdala, que impide al ser humano ver las cosas sin el tamiz de la divinidad, y que eso hace cuestionar muchas cosas. Incluso la igualdad del ser humano (y no me refiero a la legal). O sea, la diversidad intelectual nos lleva a tener que reconocer que hay personas que por incapacidad o por mecanismos irracionales que me escapan, sobreviven sólo por su interpretación de los hechos mediante el mito.
Se puede extirpar? Pues no lo sé. De hecho, todos estamos pecando aquí, nuevamente, con el colador cristiano de las cosas, pues la religión no es dios. Esto es, aún hay campesinos andinos que llevan figuritas de coches a las cimas de las montañas para pedirle a la Pacha que les de un carrito. Y es que, los cristianos, siempre mirandonos el ombligo.
Ésto me lleva a la reflexión umbilical, la de adorar el ombligo como fuente de toda vida, como primordio nutritivo, como ligación al útero, a la madre a los ancestros y a la tierra.
Confía, Capri... ;)

pe-jota ha dit...

Personalmente creo que son muy pocas las personas dispuestas a matar a Dios, ya que eso les provocaría el vértigo de tener que enfrentarse a sus propios actos, sería mirarse frontalmente en un espejo y arrostrar las consecuencias de su vida sin tener coartadas, y el ser humano es débil y cobarde por naturaleza, por lo cual necesita de la religión para justificarse y así dar contenido a sus actos sin tener que enfrentarse a valoraciones morales. Es más cómodo obedecer que pensar, inclusive es más cómodo despotricar contra algo sin tener el valor de aportar algo nuevo o a sabiendas de que aquello contra lo que despotricamos está ahí, no lo moveríamos. Sinceramente creo que es más interesante la idea de que Dios ha muerto que la del simple ateísmo, ya que en el fondo al negar la mayor no dejamos de afirmar su existencia, en cambio matar al padre comporta enfrentarnos a nosotros mismos.

d2 ha dit...

Al final mas interesantes los comentarios que la entrada. Gracias

Mery ha dit...

El tema da par mucho, largo e intenso.
Muy oportuno, ahora que recién llego de ya sabes dónde.

Champy ha dit...

Dios, invención admirable,
hecha de ansiedad humana
y de esencia tan arcana,
que se vuelve impenetrable.
¿Por qué no eres tú palpable
para el soberbio que vio?
¿Por qué me dices que no
cuando te pido que vengas?
Dios mío, no te detengas,
o ¿quieres que vaya yo?


Hoy Dios llegó a visitarme,
y entró por todos mis poros;
cesaron dudas y lloros,
y fue fácil entregarme
pues con sólo anonadarme
en la exaltación que tuve,
mi pensamiento detuve,
y al fin conseguí volar...
¡Sin moverme, sin pensar,
un instante a Dios retuve

Hay quienes viven la vida
y hay quienes viven la muerte.
A mí me tocó la suerte
de empezar por la salida.
Fue angustiosa la acogida
que me hizo el mundo al nacer;
y al comenzar a crecer,
por irlo observando todo,
sombras, vanidad y lodo
fueron nutriendo mi ser.

Tú sabes de mis pavores
y de mis noches eternas;
de las batallas internas
en que luchan mis ardores
contra los bruscos rigores
de mi helado pensamiento;
conoces mi sufrimiento,
y no me quieres salvar.
¿Qué intentas conmigo hallar?
¿Te sirvo de experimento?

Harás, con mi carne, lodo;
con mi corazón, simiente;
con mi sangre, nuevamente
vida le darás a todo.
Pero, dime, ¿qué acomodo
a mi angustia le hallarás?,
¿en dónde colocarás
mi abismo de soledades?...
¡Sólo inventando oquedades
que no terminen jamás!

Dime, ¿qué es lo que pretendes
con tu silencio y tu ausencia?
¿En dónde está tu clemencia,
si te imploro y no desciendes?
Me creas de lodo inmundo,
luego en más fango me hundo,
y soy, entonces, culpable.
Dios eterno, inexplicable,
¡qué misterioso es tu mundo!

Dios mío, sé mi pecado,
consiste en verte en concreto;
y tú, el eterno discreto,
por eso me has castigado,
dándome un ser complicado,
que piensa entenderlo todo,
y que jamás halla el modo
de fundir carne con mente,
que pensando con la frente,
se está pudriendo en el lodo.

Esta estaba más loca que yo eh!
Tuve la oportunida de conocerla en El hábito, por allá del 95, El hábito.... hoy posteo algo pequeñito sobre ellas.

fire ha dit...

y ademas añado...
yo no soy creyente..
¿soyo fuerte por eso?...
he aqui la cuestion....
:-)

Eduardo ha dit...

Aquí hablamos de lo que nos da la gana. Dejar libre la blogosfera es dejar de visitarla.

ZekY's ha dit...

El viejo la tenía clara!!!!

Ahora... habría que rever en la actualidad eso de que no tienen poder, juas.

Pikitos

ZekY's