dilluns, d’abril 21, 2008

China "La Manga Cortada"


Panel de "Flores de primavera y Luna de otoño"
Dinastía Ming Pintura sobre papel.

En la China clásica, al igual que en otras culturas, no existía el concepto de homosexualidad, pero había segregación sexual y consideraban el celibato como algo sumamente innatural. Así que todo varón capaz de permitírselo podía tener, además de una esposa, tantas cortesanas o esclavos como pudiera mantener.

Las actitudes sociales respecto a la homosexualidad irán variando según la época, con períodos donde era perfectamente aceptada, especialmente cuando el emperador era homosexual; pero durante otros, particularmente a partir de la Dinastía Qing (s.XVII), el gobierno la prohibirá, aunque según parece se hacía la vista gorda.

Debido a la inexistencia de términos específicos para designar las relaciones afectivas y sexuales entre hombres, se referían a ellas con metáforas como "la manga cortada", duanxiu, en alusión al emperador Ai de la Dinastía Han (206 a.C.-9 d.C.), que cortó una manga de su túnica al levantarse para tener que ir a atender asuntos de estado, para no despertar a su amante, Dong Xian, que se había dormido sobre ella. En este el hecho homosexual alcanzará una gran relevancia, sobretodo en la corte. Las crónicas se refieren a varios emperadores que se rodearon de toda una cohorte de favoritos, a los que repartían cargos prominentes, a saber Emperador Gao (206-195 AC) y Jiru, Emperador Hui (194-188 AC) y Hongru, Emperador Wen (179-156 AC) y Deng Tong, y Zhao Tan, y Beigong Bozi, Emperador Jing (156-141 AC) y Zho Ren, Emperador Wu (140-87 AC) y Han Yan, y Han Yue, y Li Yannian, Emperador Zhao (86-74 AC) y Jin Shang, Emperador Xuan (73-49 AC) y Zhang Pengzu, Emperador Yuan (48-33 AC) y Hong Gong, y Shi Xian, Emperador Cheng (32-7 AC) y Zhang Fang, y Chunyu Zhang y el mencionado Emperador Ai (6 AC-1 DC) y Dong Xian.

Esto no quiere decir que en periodos anteriores estas relaciones estuvieran prohibidas, más bien se enfocaban con absoluta naturalidad, aunque la documentación es escasa y aparece de forma fraccionada, hasta que aparecen los archivos de la corte y las referencias a miembros de la Dinastía Zhou oriental (722 a 221 a.C.).
Aunque evidentemente, socialmente se veía con mejores ojos las relaciones bisexuales a fin de garantizar la procreación. De este periodo son los primeros símbolos que pasarán a representar a la homosexualidad en China a la manera de Ganímedes, Sócrates o Adriano en occidente.
Ejemplo de ello será Mizi Xia, favorito del duque de Wei o Long Yan que compara a su amante con un pescador caprichoso que devuelve al mar el pez pequeño cuando captura uno mayor.


"Hua Ying Chin Chen" (Posiciones de la batalla de Flores)
Dinastía Ming(1368-1644)Tinta sobre papel

Historia de Mizi Xia

"El Vizconde Mizi, cuyo nombre de pila era Xia, era un favorito y Gran Maestre durante el reino del duque Ling de Wei: era el amante del duque. Según la ley del reino, nadie estaba autorizado a utilizar la carroza del duque sin su permiso, so pena de amputación de un pie. Ocurrió una vez que la madre de Mizi se puso gravemente enferma y un mensajero llegó sin aliento a palacio en mitad de la noche para informarle. Sin dudarlo un segundo, saltó a la carroza del duque y salió rápidamente. Cuando el duque lo supo, en lugar de castigarlo, lo alabó, diciendo: "¡Qué hijo amantísimo! ¡Por su madre, se arriesga incluso a perder un pie!"

Otra vez, una tarde caliente de verano, estaba paseando con el duque por los jardines reales. Llamó su atención un hermoso melocotón que colgaba de una rama baja y lo cogió. Al darle un mordisco, le supo dulce, y ofreció el resto de la pieza de fruta el duque. Éste, tocado por lo íntimo del gesto, dijo: "Me ama, hasta el punto de olvidar su propia boca y entregármelo todo!"

Con el paso del tiempo, la belleza del vizconde empezó a marchitarse y, con ella, el amor que el duque le profesaba. Cuando acusaron al vizconde de cometer un crimen, dijo el duque: "Y que haga esto precisamente quien una vez robó mi carro y llegó a darme su melocotón a medio comer…" Mizi Xia no hacía nada fuera de lo normal. Si ahora el gobernante le acusaba de cometer un crimen en lugar de cubrirle de alabanzas, como había hecho hasta entonces, era porque su amor se había trocado en odio.

Y, desde entonces, cuando los chinos hablan de amor entre hombres, uno de los nombres que el dan es "los placeres del melocotón mordido."

Retomando el periodo dinástico Han, nos encontramos con una proliferación de la prostitución masculina. Estos muchachos serán encomiados y respetados, sobretodo a partir de la Dinastía Jinn (265-420), periodo en el que se convertirán en personas influyentes, creándose un ambiente de epicureísmo, el cual será criticado por el naciente Confucionismo. Lo que se criticará será la vida entregada únicamente al placer y no el hecho homosexual en si.
Ante el avance del Confucionismo se producirá una moderación en las costumbres libertinas, esto se producirá aproximadamente durante el s. XVI.

En días del pasado había muchos muchachos en flor
un Ling y Long Yang.
jóvenes melocotones y ciruelas florecen,
deslumbrantes por su glorioso brillo
alegres como nueve primaveras;
flexibles como quien se inclina en la helada otoñal.

Las miradas errantes aumentan las hermosas tentaciones;
Los discursos y las sonrisas emanan fragancias
mano sobre mano comparten el éxtasis del amor,
compartiendo colchas y ropas de cama.

Parejas de pájaros en vuelo
emparejan sus alas en lo alto.
Cilantro y verde colorante graban el voto
"Nunca lo olvidaré por toda la eternidad"

Ruan Ji (También Juan Chi)210-273

Antes de las normas prohibitivas de la Dinastía Quing se producirá un último periodo de florecimiento durante la Dinastía Ming (1368-1644), en este periodo incluso se llegará a proclamar una ley de matrimonio en en una provincia de la costa meridional, este matrimonio tenía una duración de unos 20 años y que se rompía cuando el miembro más joven decidía establecer una familia heterosexual.
En este periodo también aparecerán los primeros documentos sobre lesbianismo, el amor entre mujeres llega a ser objeto de los grabados y de manuales de sexualidad.
De esta época es la obra de Li Yu "Pena por la compañera embelesadora" en la que narra como el amor de una mujer casada por una joven soltera logra convencer a su marido para tomar como concubina a su amada.


"Anciano monje recibido en casa de un rico mientras su acompañante es seducido por el propietario"mediados del s. XIX

Con la llegada del s. XVII llegarán las prohibiciones y con ellas una de las obras centrales de la literatura china "Sueño de la alcoba roja" en la que se presenta a un protagonista bisexual y diversas escenas tanto homosexuales como lésbicas. La escribió Cao Xueqin, el título se ha traducido de varias formas, usando las palabras "mansión" o "habitación", en singular y en plural, como en, Sueño de las mansiones rojas o Sueño de las habitaciones rojas.

El jefe canalla del distrito Este

Érase una vez un tipo llamado Song, un funcionario de bajo rango de la oficina de distrito, al que llamaban "El jefe canalla del distrito Este", que se enamoró como un colegial del hijo de su vecino. Con tretas sin cuento sedujo al muchacho hasta que hicieron el amor. Pero cuando el padre lo descubrió, hizo que el hijo se ahorcase. Estos hechos, nadie los supo.

Una noche, Song soñó que lo arrestaban y lo llevaban a la comisaría de Policía de los infiernos, donde le dijeron que el muchacho lo había denunciado. Song se defendió diciendo: "Yo amaba en verdad a ese muchacho; jamás pretendí hacerle daño. Si murió, es por culpa de su padre; yo no podía imaginarme lo que iba a ocurrir". Y respondió el muchacho: "Si no me hubieses seducido, ¿cómo si no me habrían deshonrado? Y si no llega a ser por eso ¿por qué he muerto? Ateniéndonos a las causas de mi desgracia, si no eres culpable ¿quién tiene la culpa?".

Song, que seguía intentando explicarse, dijo: "Si yo te he seducido, ¿acaso no has consentido? ¿Quién si no fue quien se giró a mirarme, y me sonrió y me hizo el amor? ¿No fuiste tú, acaso? Jamás te forcé así que ¿por qué me culpas?".

El policía de los infiernos, estallando de ira, gritó: "¡El muchacho no tenía conocimiento y cayó en tu trampa! ¡Pescaste a un pez y lo cocinaste! ¿Y cómo te atreves a decir ahora que la culpa es del pez?" Y pegó un puñetazo en la mesa. Song se despertó de un salto, temblando de miedo.

Poco después, denunciaron y despidieron por corrupción a otro funcionario. Song fue llamado también en calidad de imputado. Antes incluso de que hubiese sentencia, Song estaba seguro de que todo lo que le ocurría no era sino el pago que recibía de los dioses por sus pecados. Incluso les contó su sueño a algunos amigos. Pero el veredicto le condenó únicamente a tres años de trabajos forzados; se dijo a sí mismo que uno no puede fiarse del mundo de los sueños.

Tres años después, Song recuperó la libertad y volvió a su pueblo. Pero durante ese tiempo, el padre, aún colérico por la deshonra de su hijo y aprovechando que la mujer de Song se había quedado sola, la sedujo con ricos presentes y ya se sabe que no hay quien no ceda ante el dinero. Song, preocupado por lo que pensarían los vecinos, se suicidó, avergonzado. De hecho, si al principio había conseguido zafarse de las consecuencias de su crimen, sólo fue hasta que surgiese una ocasión mejor de demostrar que entre lo que se hace y lo que recibe hay la misma relación que entre un cuerpo y la sombra que lo sigue ¿o no es, acaso, verdad?


China, dinastía Qing, 1644 - 1912


Ya en el s.XIX se publicará "Espejo de flores exquisitas" de Chen Sen en el que la acción se ve trasladada al mundo teatral, de la misma época es la aparición de la obra de la poetisa lesbiana Wu Tsao, según el sinólogo Kenneth Rexroth una de las grandes poetisas de todos los tiempos.

Con la revolución todo este mundo se verá arrasado y el acceso a los textos clásicos se verá dificultado por la adopción del chino común frente al clásico, para colmo de males el sentimiento de inferioridad de los dirigentes chinos les hará adoptar los peores clichés occidentales, olvidándose de su milenaria cultura.
Pero el destino es paradójico y tras la muerte de Mao su medico confesó los juegos eróticos y sexuales a los que Mao Tse Tung se dedicaba con muchachos.

Apendice

Hinsch también anota que algunos emperadores y gobernadores de los periodos siguientes también habían mantenido relaciones abiertamente homosexuales

Pei Kai (237-291)
Yu Xin (513-581) y Wang Shao
Zhang Hanbian (365-420) y Zhou Xiaoshi
Emperador Jianwen (550)
Emperador Xizong (874-889) y Zhang Langgou
Emperador Wuzong (1506-1522)
Emperador Shenzong (1573-1620)
Emperador Xizong (1621-1628)
Emperador Pu Yi - el último emperador Qing [Manchu]

Bibliografía:

Alberto Mira, Para entendernos, Ediciones de la Tempestad

Brett Hinsch, Passions of the Cut Sleeve: The Male Homosexual Tradition in China, (Berkeley and Los Angeles: University of California Press,1990)

Hinsch, Han Fei Zi / en traducción al ingles de Burton Watson, Han Fei Tzu: Basic Writings, (New York: Columbia University Press, 1964)

23 comentaris:

Capri c'est fini ha dit...

Pero qué bien documentado y qué interesante... Es curioso saber que lo que es tabú en una cultura en otra se acepta con naturalidad o que es cambiante de un siglo a otro. (Eso para los que creen que la homosexualidad es un invento moderno). Viendo como se comportaban nuestros antepasados (o más bien los antepasados de los chinos), da vergüenza que en el siglo XXI aún estemos a vueltas con la homosexualidad y no sea aceptada por completo y sin cortapisas.Por otro lado la literatura china tiene unos magníficos ejemplos de cuentos-parábolas como los que has escogido. Enhorabuena por la entrada. Un abrazo.

Vulcano Lover ha dit...

Jesús, qué cosas aprende uno aquí...

Mr. TAS ha dit...

á raiz de la publicación e el jueves, escribí sobre las ilustraciones de época en las que figuran las orgias de los borbones, clero incluído.

Madame X ha dit...

Maravilloso artículo y tan bien documentado. Una delicia.

Todas las grandes culturas patriarcales del pasado han cultivado, de una forma u otra, el erotismo entre hombres. En el fondo, es lo más natural, sobre todo en sociedades donde mujeres y hombres estaban segregados. Se desea lo próximo, lo que conoces... con quien te identificas.

Me ha llamado la atención lo poéticas que son las definiciones: "los placeres del melocotón mordido"... Qué hermoso.

Casanova ha dit...

Interesante saber que en la China de antes se trataba con màs tolerancia a sus ciudadanos.Nada que ver con la actual China que pretende ser moderna,y sobretodo "occidental".Es curioso,pero la homosexualidad no ha sido reprimida sòlo por la Iglesia o por la derecha,también por la izquierda.Los comunistas hablaban de ella como el mal de la corrupciòn occidental.Creo que el problema està en que el mundo ha sido siempre dominado por HOMBRES,que la homosexualidad se la han tomado siempre como "algo personal".Cuando a un heterosexual le dices que eres maricòn,lo primero que imagina es él mismo en un acto homosexual,entonces le da como repelùs....

Fetish femina ha dit...

Hace poco leía que no fue hasta los años noventa la OMS no retiró de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad, una historia paradójica la de este planeta.

Tomo nota de todos los datos que de forma tan bella y exacta nos has mostrado. Voy a investiga acerca el "Sueño de la alcoba roja" y "Pena por la compañera embelesadora".

Una sonrisa

El Deme ha dit...

Maravilloso trabajo de documentación. La sociedad para conocerse debería mirar más a su Historia y ver de dónde venimos y cómo por determinados caprichos de gobernantes, la ley y la moral hicieron mucho daño en la libertad de la gente.

shysh ha dit...

Señor pe jota es usted un pozo de sabiduría. Instruye deleitando, tendré que volver a releer porque aquí hay mucha miga.
Otra cosa. Lamento haberle pisado lo que usted ya sabe pero le ruego que no desista de su idea y complemente lo poco que yo dije.

Justo ha dit...

Qué interesante. Y qué historias, algunas, tan delicadas: me ha producido una ternura enorme, por ejemplo, la de la manga cortada: ¿será verdad o leyenda? Aunque fuera leyenda sigue siendo hermosa.

Y el declinar del amor del duque por Mizi: es estremecedoramente triste, porque nos revela, una vez más, que la pasión no perdura en el tiempo, y que sólo puede permanecer con la separación o la distancia -y eso, aunque lo sepamos de sobra, siempre apena comprobarlo-.

Y las ilustraciones son muy buenas: cuántas cosas no sabemos de la cultura china, que tendemos a simplificar.

Un abrazo

Champy ha dit...

Que barbaro señor.

Eres un verdadero ejemplo.

Sabes lo mucho que me mueve este tema y sabes la causa..... pero más que por eso estoy embelesado e impresionado por tu trabajo.

Gracias y Aplausos.

Mery ha dit...

Estoy asombrada de la manera en que te has documentado para este post, y para gloria nuestra.
Es muy cierto cuanto dices sobre los h�bitos homosexuales de otras �pocas, y esto dar�a para una charla muy interesante ante un caf�. Parece que la sociedad actual hubiera involucionado....
Un Abrazo

d2 ha dit...

Fantástico, me ha encantado. Lo que mas me sorprende es lo ameno que lo haces, es una gozada leerte. Un fuerte abrazo

Senses & Nonsenses ha dit...

cada vez te superas. vaya trabajo de documentación. yo me declaro absolutamente ignorante de la cultura china, ese gigante tan desconocido, pero que va a dar mucho que hablar este siglo. fijo.

un abrazo.

Senses & Nonsenses ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Desde el rincón ha dit...

Exquisito! simplemente hermoso!

Me encantó la historia de Song. Tenaz!

MM de planetamurciano.tk ha dit...

Madremía, señor jota!! Menudo trabajazo de post se ha metido usted y es una maravilla leerlo de cabo a rabo. Ya sólo por lo de "La manga cortada" me ha parecido precioso.

Sibyla ha dit...

Qué información tan detallada!
Me ha encantado el relato de "El jefe canalla del distrito Este".

Saludos:)

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Menudo trabajo de documentación eso digo: nada que ver con la China actual o reciente, que (dato leído en periódicos) fue uno de los primeros países del mundo, cuando salió el tema del Vih, que "prohibió -literalmente- la entrada a portadores", lo que da idea de su aperturismo...
Luego tb. sé que tanto en el cine chino como japonés, tienen un tabú con mostrar el vello púbico masculino o femenino (no tanto lo que es esa zona, sino un tabú exáctamente con el vello). Siempre me pareció curioso...
Petons.

Hugo Peralta ha dit...

Diablos!! Me has dado una vez más, muestras de tu generoso conocimiento y has aumentado mi sapiencia y satisfecho mi curiosidad filológica. Gracias y un abrazo.

shysh ha dit...

Interensante en sumo grado. Gracias por su trabajo.

el otro amante ha dit...

Enhorabuena por el artículo, ha sido muy interesante. Saludos.

fire ha dit...

soy malisima para la historia, quiero decir que leer libros puramente historicos me aburre un poco...
sin embargo la cultura oriental me atrae poderosamente , y de echo he leido muchos libros de corte oriental.,...
aunke no netamente historicos...si que me muestren un poco mas de esa cultura que tanto admiro...
me ha gustado perderme entre las dinastias mientras leia este post.....
:-)

Leo Carioca ha dit...

Es una coincidencia: hoy mismo hablé de la historia de la homosexualidad en Japón en mi blog!