dimecres, de febrer 06, 2008

Luis de Góngora y Argote, 1561-1627

Edición Facsímil Obras de D. Luis de Góngora reconocidas y comunicadas con por D. Antonio Chacón Ponce de León , 1628. Manuscrito digitalizado por la Biblioteca Nacional. Madrid.

Soneto LXXXII

La dulce boca que a gustar convida
Un humor entre perlas distilado,
Y a no invidiar aquel licor sagrado
Que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

Amantes, no toquéis, si queréis vida;
Porque entre un labio y otro colorado
Amor está, de su veneno armado,
Cual entre flor y flor sierpe escondida.

No os engañen las rosas que a la Aurora
Diréis que, aljofaradas y olorosas
Se le cayeron del purpúreo seno;

Manzanas son de Tántalo, y no rosas,
Que pronto huyen del que incitan hora
Y sólo del Amor queda el veneno.


"Soledades" Luis de Góngora y Argote

11 comentaris:

F e r n a n d o ha dit...

Una belleza!, y que impactante ver el Facsímil aquí.

Gracias PJ!, un lujo de ver.

Y lo más lindo es que no lo conocía, uno nunca deja de sorprenderse, qué suerte no?

Gran abrazo para vos!.-

Fernando.-

Casanova ha dit...

Recuerdo la primera estrofa en un examen de literatura de segundo de BUP.Ahora, mucho tiempo después lo leo y me parece hermosìsimo,libre de las tensiones de un examen,la obligaciòn de entender qué querìa decir "un humor entre perlas distilado" ,que segùn mi profe era la saliva entre los dientes.Una boca que incita a besar,pero que ella se hace la remolona y le da con un canto en los dientes al "macho"...Sin entender tantos cultimos,tiene una musicalidad preciosa al ser leido,que con eso ya lo hace muy hermoso

hermes ha dit...

Cuantas veces nos dan lección los clásicos y que belleza en esos versos.

Como siempre un lujo tu blog.

Un abrazo

Rosadefuego ha dit...

Y solo del amor queda el veneno...
este último verso me ha dejado... no sé cómo explicartelo, tal pareciera que el amor es una trampa que te atrapa en dulces placeres para después hundirte en el negro abismo.

el chico de la chaqueta azul ha dit...

Góngora es uno de nuestros grandes poetas, el que consigue, más puramente, llegar a crear un nuevo mundo totalmente independiente con la lengua y esta versión de un "anti-carpediem" es fabulosa. Buena elección
Un abrazo

Vulcano Lover ha dit...

creo que es precísamante el que ví en una reciente muestra de la Biblioteca Nacional, en la que mostraba sus obras maestras... qué bonito sí, qué grande góngora...

Senses & Nonsenses ha dit...

y variopinto...

de lo más vanguardista a los clásicos.

un abrazo.

pon ha dit...

Maravilloso, música sin partitura. Don Luis, maestro.

"Traten otros del gobierno
del mundo y sus monarquías,
mientras gobiernan mis días
mantequillas y pan tierno,
y las mañanas de invierno
naranjada y aguardiente...
Y ríase la gente".

¡Más chulo que un ocho!

Leo Carioca ha dit...

Un gran poema de un gran poeta.

Madame X ha dit...

Pues mira, hace que no leía a Góngora una eternidad. Gracias por evocarlo.

X

Anònim ha dit...

No es por disentir de los elogios, porque de hecho me encanta ver la poesía de don Luis donde sea, pero este soneto de juventud es eso, un soneto: no es parte de las "Soledades" (compuestas en silva), como parece que se lo atribuye el pie del poema.
Un cordial saludo.
José Manuel.