dilluns, de novembre 05, 2007

Líos de Familia

Existen cuestiones de las que raramente se habla, y si se habla suele ser de una forma tangencial.
Y tal vez uno de los asuntos mas espinosos ha sido el que rodea a la tendencia sexual de los monarcas. Y es que han existido reyes homosexuales, aunque convenientemente casados, generándose así tal vez una de las mayores armarizaciones de la historia. Y es que no hay nada tan peligroso como la sexualidad de los monarcas, ya que de ser conocida su tendencia sexual, esta generaría dudas sobre la descendencia, y por consiguiente cumplir con la misión de transmitir el derecho divino emanado de la sangre real. Esto hoy nos suena bastante ridículo, pero hemos de pensar en el enorme poder que los monarcas llegaron a acumular, y aún hoy en día existe un cierto nivel simbólico que emana de su figura como depositario de una tradición histórica.

Juan II Trastámara de Castilla

Pero aún así, hoy en día podemos afirmar que existieron monarcas homosexuales, y que la ocultación de este hecho logró mantenerlos en el poder.
Una figura clave en estos casos fue la de los favoritos, aunque por regla general fueron el objeto de múltiples insidias y una vía para desprestigiar al rey.
Reyes homosexuales los tubo Inglaterra, Francia, Alemania, pero lo mejor será empezar por España, tal vez por presentar el caso mas llamativo, ya que los dos casos conocidos hasta el momento fueron sucesivos y fueron padre e hijo, Juan II de Trastámara ( 1.405-1.454 ) y Enrique IV de Trastámara ( 1.425-1.474 )



Juan II Trastámara Rey de Castilla, hijo de Enrique III y padre de Enrique IV e Isabel I. Desde pequeño estuvo bajo la tutela del condestable Don Alvaro de Luna, el cual llegaría a convertirse en un hombre formidablemente influyente. Su larguísima relación y el hecho de que compartir dormitorio no dejó de ser origen de continuos rumores, en aquellos años se hablaba de hechizo, forma bajo la cual se escondía la condición de homosexual.
Bajo su reinado florecerán las artes, a las que se entregará de lleno ya que sentía poco interés por los asuntos de gobierno, los cuales quedarán en manos de Don Alvaro de Luna, el cual fue un excelente administrador, pero este hecho junto con el de ser el favorito real, le convertirán en objeto de las intrigas cortesanas y de la nobleza, pero por encima de todo en objeto del odio de Isabel de Portugal,segunda esposa del rey y madre de la futura Isabel I ( La Católica ), la cual provocará su ejecución. Ya anteriormente Catalina de Lancaster, madre de Juan II le había apartado de la corte, debido a la desconfianza que sentía de la relación existente entre Don Alvaro, entonces doncel del joven Juan, regresando a ella tras la muerte de la reina. Volviendo a reunirse el príncipe con el doncel y permaneciendo juntos durante 35 años.



Enrique IV Trastámara Rey de Castilla, hijo de Juan II y su primera esposa María de Aragón
este monarca asume su responsabilidad en un momento especialmente conflictivo con la nobleza, su caracte mas bien dubitativo no era lo que se puede decir una gran ayuda , de lo cual da fe su enfrentamiento con Don Alvaro de Luna en 1440, para posteriormente apoyarlo seis años después. Su primer matrimonio con Blanca de Navarra será anulado por falta de consumación, aunque el asunto fue bastante escandaloso ya que la doncellez de la reina era puesta en duda.
Como ocurre en estos casos el objeto del ataque será el favorito real Juan Pacheco Marqués de Villena, algunos cronistas llegarán a afirmar que Juan Pacheco fue asignado con el fin de pervertir al monarca......., aunque le siguieron otros en el favor real como un tal Gómez Cáceres, "joven de arrogante figura, belleza física y afable trato", quien gozó del favor real tan solo por esos dones. Otros en cambio tuvieron que huir de los deseos del monarca, como Miguel de Lucas, que emigró a Valencia, o Francisco Valdés que, acosado por el rey, fue apresado y hecho prisonero

En otra ocasión - cuenta Palencia - cuando los criados de Pedro Arias intentaron apoderarse del Rey cazándolo "infraganti", siendo éste avisado a tiempo, huyó en camisa con los pies y piernas desnudos" mientras ellos capturaba a un tal Alonso Herrera "a quien tomaron por el monarca por hallarse casualmente en su cama"Pero aún así la figura de este monarca es bastante borrosa ya que oscila de un extremo al otro, de licencioso y dado a las orgías y a la lujuria a un hombre enfermo y de escasa vitalidad.

En cuanto a testimonios de la época nos encontramos con varios, así el escritor y viajero Tetzel refiere que cuando visitó al Reu, estaban él y la reina sentados en el suelo, a la usanza arabe. Y Palencia dice que los moros de la guardia del rey "corrompían torpisimamente a mancebos y doncellas". Don Enrique no solo adoptó los vestimentas de esa gente y sus posturas y alimentos, sino también "otros hábitos funestos propensos a vergonzosa ruina".

No obstante parece ser que al final tuvo con su segunda esposa Juana de Portugal, una hija Juana apodada "La Beltraneja" al dudarse de la paternidad y sospecharse que era hija de Don Beltran de la Cueva.

Fuentes :

"Para entendernos" de Albert Mira (Ediciones La Tempestad)

"Reyes que amaron como reinas" de Fernando Bruquetas de Castro ( La esfera de los Libros)

17 comentaris:

Rosadefuego ha dit...

Tú comentario inicial me parece bastante acertado; en aquellas épocas era enorme el poder de las monarquías y cualquier duda que pudiera tenerse con respecto al desempeño sexual de los monarcas generaría controversias en relación a la autenticudad de su descencia y por lo tanto pondría en riesgo el derecho a la sucesión. Aún ahora la tendencia sexual de muchos políticos o personajes públicos es guardada bajo siete llaves... pocos son los que se atreven a reconocer publicamente su homosexualidad. Siglos han trasncurrido y que poco han cambiado las cosas...

Nosotras mismas ha dit...

Seguro, ambos libros son muy interesantes, intentaré leerlos en breve.

Saludos.

el chico de la chaqueta azul ha dit...

Interesante post que enciende mi imaginación y me provoca para reescribirlo en forma de narración. Me lo permites? un abrazo

Champy ha dit...

Brillante como siempre mi estimado....

Tocas u tema siempre interesante, espinoso y las epocas que planteas bastante desconocidas...para mi.

Oye amigo, y que nos puedes decir de los actuales?

Quemalos.

Vulcano Lover ha dit...

Es que en el medioevo había mucho más folleteo del que nos cuentan en las "historias oficiales"...

homo-sapiensis ha dit...

hola Pejota!!... es increible la cantidad de recursos que tienes para estas referencias... esta última muy interesante ( bueno, todas los son)... Y digo yo, caundo leí la historia del infante carlos, hijo de felipe II... aunque no llego a ser rey, entre otras causas por su muerte prematura... Creo que hbaría que agregarlo a la lista...?¿?.. Un abrazote

Leo Carioca ha dit...

Sí. Pero si un rey es homosexual (o bisexual), en general se sabe de eso publicamente solo muchos años después de su muerte.

MM de planetamurciano.tk ha dit...

Vaya, ke interesante todo, y ke callaico lo tienen los libros "oficiales" de historia.
Parece ke en Aragón eran más recatados o es ke sabían esconderlo mejor?
El comentario final sobre "las costumbres de los moros", demuestra ke han cambiado poco las cosas.

MAX Y LULA ha dit...

¡Muy bueno! Me ha encantado eso de las armarizaciones :-D

ManuelKawamaS ha dit...

ajalas, ke buena información- krees ke todo se reducia a la virilidad y ke no hubiera un posible heredero o ya habia persecuacion religiosa?

pon ha dit...

Vaya, estoy leyendo ahora mismo "El pedestal de las estatuas" de Antonio Gala que precisamente trata de estos temas sucesorios en esos tiempos, siendo la supuesta autobiografía de Antonio López. Según él era entonces normal que las relaciones sexuales fueran libres siempre que los matrimonios tuvieran hijos; lógico teniendo en cuenta que se concertaban por conveniencia, no por amor y se destinaban a la heredad.
Se dice en él que posiblemente la reina católica fuera también hija de Beltrán de la Cueva.
Te recomiendo el libro, es fascinante la documentación histórica; Gala es casi demasiado florido para mí pero este libro es estupendo de verdad.

mismilcosas ha dit...

Me ausento para currar, pero vuelvo y leere tu arte, tus escritos... no te descuides eh? :)

Muaaaaaaa

Arturo Manuel ha dit...

Siempre me llamaron mucha la atención esas historias ke yo llamo "entre bastidores" Título más digno de una kutre producción pornográfika de los 70. Y a eso me huele tu post, a kedadas fuera de horas, a kómplices en la noche, a felaciones soñadas noche tras noche y a hombres ke se llaman mediante guiños en silencio.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Qué documentación, como siempre, más rigurosa, esos libros tienen buena pinta, debería leérlos, parecen interesantes. Mi favorito es Ludwig...pero debió ser muy desdichado.
Al poder siempre se le atribuye una sexualidad desaforada (Enrique VIII, en plan heterosexual igual...)...no sé si es todo verdad, o todo posible, porque también hay mucho mito con ésto..Bueno, que más da, en el fondo, si la vida sexual es privada...Yo me quedo con si son buenos gobernantes o no, si lo fueron o no.Algunos sí y otros no, claro, pero la sexualidad siempre es un tema interesante.
Besotes.

MANUEL DELGADO ha dit...

A mí lo que me sigue alucinando es lo fácil que resulta aún, ante cualquier sospecha de homosexualidad, neutralizar el rumor atribuyendo al sospechoso la paternidad de algún angelito o angelita, como si el hecho de ser homosexual y la reproducción fueran tan incompatibles como Ana Botella y yo.
besinos

Senses & Nonsenses ha dit...

te pasas. excelente post. cuánta información! he aprendido mucho.

un abrazo.

federicafernadezz ha dit...

Pos no se y que si un rey es marica o un papa putero.
los maricas an sido nuestros compies en la trinchera
Federcia