dilluns, de setembre 03, 2007

Paco Umbral

Fotografía de Raúl Cancio

Dijo lo que quiso cuando quiso y de una manera absolutamente impecable, lo cual le granjeó tanto filias como fobias, pero acaso no es ese el precio de la libre expresión, sobretodo cuando no se intenta congraciarse con nadie, si no exponer de forma clara el sentir y el pensamiento de uno, y cuando se hace un acertado y punzante reflejo de la realidad circundante. Realidad reflejada en sus memorables columnas diarias para el "El Mundo", columnas que se sucedieron día a día desde 1994 hasta el 2007, y en las que podemos disfrutar de ese espectacular dominio del castellano , que le convierte en digno heredero de nuestros grandes columnistas, Larra, Ortega y Gasset o el mismísimo Delibes.
Nunca tuvo miedo de decir lo que pensaba, aunque fuese contra corriente, y eso le honrará siempre y es algo por lo que siempre le he admirado, así como por su verbo.
Aunque no formase parte de mis escritores favoritos, he de reconocer su enorme valía y el hecho de que España con su perdida, hoy es un poco mas pobre.

Fragmento de la entrevista concedida a Joan Arnau en el Ateneo Madrid XXI

"Los grandes poetas comunistas en castellano, como Cesar Vallejo, Pablo Neruda, el citado Blas de Otero y otros muchos dijeron siempre España, hablaron siempre de España, cantaron siempre a España, se pronunciaron por España, fueron rebeldes por España. Y luego vino, yo esto se lo he dicho muchas veces a Julio Anguita, esta cursilería del Estado español, que además creemos que queda más progre porque España lo identificamos con la bandera y con la derecha. Queda más progre, pues no, porque lo de Estado español fue un invento de Franco, que no sabía como llamar a lo suyo. Es un invento franquista que estamos utilizando la izquierda para no decir España. Y es hermosísimo lo que todos los grandes poetas, los poetas contemporáneos, han escrito sobre España y sobre todo las cosas que han dicho sobre España, Miguel Hernández por ejemplo, durante la guerra civil.Entonces si ahora España es un concepto reaccionario, es que nos hemos dejado robar España. Hemos identificado España con los ricos, y no, eso no es España. España es ese gran pueblo querido, la mayoría comunista, todos revolucionarios."

Leer entrevista completa: Tertulia / entrevista con Francisco Umbral

Para recabar mas información, el estupendo post que le dedica Senses en su blog.

9 comentaris:

un-angel ha dit...

A mi nunca me ha gustado este hombre, pero como le dije al amigo Senses, supongo que la genialidad radica en no dejar a nadie indiferente...
Un abrazo.

Javier Herce ha dit...

A mí es que este hombre no me ha gustado nunca.

João Baptista ha dit...

Pela primeira vez vi num concurso internacional Espanha dar a pontuação máxima a Portugal. Muito me apraz...

MM ha dit...

Hola señor Jota!
¿ Todo bien?
Eso espero.
Besos!!

Rosadefuego ha dit...

Dijo lo que quiso cuando quiso y de una manera absolutamente impecable, lo cual le granjeó tanto filias como fobias, pero acaso no es ese el precio de la libre expresión, sobretodo cuando no se intenta congraciarse con nadie, si no exponer de forma clara el sentir y el pensamiento de uno.
Eso me sería suficiente para contar con mi respeto. En cuanto a la referencia que hace sobre nuestro poeta César Vallejo, te remito a mi blog; bajo etiquetas Biografías, podrás encontar incluso un poema dedicado a España, que forma parte del poemario: España, aparta de mí este caliz.

Un beso

pon ha dit...

Qué bien escribía y qué mal me caía.

Senses & Nonsenses ha dit...

hay que seguirte al día para no perderte.
esa es su magia que dijo lo que quiso, cuando quiso, y con una facilidad pasmosa, con un lenguaje claro, sin florituras.
recuerdo la admiración con la que hablaba la poeta blanca andreu, una de sus amantes, y francamente creo que se ha ido un buen tipo. sólo los grandes no dejan indiferente a nadie.

un abrazo.

el chico de la chaqueta azul ha dit...

Uno de los grandes, simplemente. el castellano en sus manos era un lengua preciosa a la que trataba con el respeto de un orfebre por el metal del que está labrando una joya.

Valeria ha dit...

Usaba el castellano de manera impecable. Claro que tuvo un gran maestro cuando trabajaba en "El norte de Castilla", siendo entonces Miguel Delibes director de este periódico.
Aunque se ha dicho que era "el escritor de Madrid", ya sabes, era de Valladolid, paisano mío.
Un beso, Pe-Jota