divendres, de setembre 07, 2007

Medio siglo de "En el camino"


Jack Kerouac fotografiado por John Cohen

En un rollo de papel continuo y en 22 días de frenesí, tecleando sin descanso en su destartalada máquina. Así escribió en 1951 Jack Kerouac (1922-1969) uno de los libros más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, "En el camino" (On the Road).

La obra fue escrita en un estado de verdadera compulsión, Kerouac escribió 'En el camino' en abril de 1951, en sólo tres semanas al ritmo sincopado del be-bop, una de las formulaciones más libres del jazz y en la que manda la improvisación. El original sería rechazado una y otra vez por distintos editores hasta que en 1957 logró verlo impreso.

" En el camino" acabará por convertirse en la mas influyente e iconoclasta novela de Kerouac y se reeditará sin descanso llegando a venderse 100.000 ejemplares al año, siendo tal vez uno de los textos mas famosos de la denominada generación 'beat' de la que Kerouac fue pilar y motor junto a sus amigos Allen Ginsberg o William Burroughs.

Descendiente de franco-canadienses, Jean-Louis Lebris de Kérouac había nacido en Lowell (Massachussets), el 12 de marzo de 1922. No aprendió inglés hasta los seis años y en la adolescencia destacó como deportista. Pero una lesión y la pelea con su entrenador en la Universidad de Columbia minaron una prometedora carrera en el fútbol americano.

Tras ser expulsado del ejército por demencia precoz se enroló en la marina mercante y se instaló en el Nueva York de los años cuarenta, donde hará amistad con Ginsberg, Cassady y Borroughs, los futuros compañeros de los viajes que convertiría en su forma de vida.

En esta obra Kerouac -a quien se declararía «el heredero de Charlie Parker», el rey de la música bop- ocultará a su amigo Neal Cassady bajo la identidad de Dean Moriarty y a él mismo bajo la de Sal Paradise. Convirtió a Allen Ginsberg en Carlo Marx y a William Borroughs en Old Bull Lee. El cuarteto protagonista que llevará a cabo un periplo de siete años de enloquecidos viajes a bordo de desvencijados cadillacs y dodges por todo EEUU. Su periplo, jalonado de alcohol, sexo, marihuana y otras sustancias psicotrópicas, empieza y termina en Nueva York y tiene sus escalas en Nueva Orleans, México, San Francisco y Chicago. Tras la publicación de 'On the Road', Kerouac se vería convertido, muy a su pesar, en el referente de una generación de jóvenes ávidos de la libertad que trasmitía su nada convencional forma de vida, y la ruta 66 entraría en la leyenda.

"Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas, y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas."

"En el camino". Jack Kerouac.

Con este motivo la editorial Penguin Books publicará en septiembre el manuscrito original.





Ver también :

Willian S. Burroughs

Allen Guinsberg



7 comentaris:

MAX Y LULA ha dit...

Jo, qué tiempos aquellos en los que la marihuana era legal, y el LSD :-) Por cierto, Steve Allen con el piano haciendo la entrevista... se sale :-P Por cierto, que este libro está inspirado hasta cierto punto (o, mejor, incluye ciertas referencias al mítico viaje del Further con Kessey y Leary repartiendo ácido por todos los EEUU :-) Buenos tiempos...

pon ha dit...

Imprescindible.

Joer vaya post guapo, PJ.

Senses & Nonsenses ha dit...

excelente post. y mítica novela.

jo, anda por casa, pero yo nunca lo pude acabar, algunos intentos en la adolescencia, ...nos sentíamos próximos a la generación beat. ¡¡??
a me dio por bukowski, más que kerouac y burroughs. en fin...

vaya pandilla, yo ya me iría de juerga con ellos.

un abrazo.

ZekY's ha dit...

Nunca leí a Kerouac.
Tengo una asignatura pendiente.

MM de planetamurciano.tk ha dit...

"En el camino" tiene tanto de mítico ke cuando le eché un vistazo no me pareció gran cosa, de hecho me aburrí bastante y creo ke ni lo terminé. Supongo ke es muy importante no olvidarse de su contexto histórico y de la ruptura ke supuso en su momento.

un-angel ha dit...

Yo tampoco me lo llegué a acabar... no, igual no fue eso lo que leí, yo leí una novela sobre un tío que se proponía hacer el mismo viaje que se relataba aquí, y lo iba haciendo, sí,pero me resultó un poco "ladrillo", igual el original es mejor, ¿no?
Un abrazote

Vanto Y Vanchi ha dit...

Leí "On the Road" dos veces. Genial, pero creo que prefiero "DEsolation angels".

Simplemente, es más descriptivo y más emocional. Más introspectivo. Más filosófico. Más Kerouac.

Creo yo.