dilluns, d’abril 09, 2007

William Blake, The Angel of Revelation (c. 1805)

7 comentaris:

Vulcano Lover ha dit...

por qué será que cada vez creo menos en las revelaciones...

Rosadefuego ha dit...

Me has hecho tomar un gran interés en la obra de este poeta y pintor nacido en Londres. He de reconocer, que hasta antes que tú lo trajeras no sabía de él, pero eso es precisamente lo maravilloso de las entradas; nos permiten aprender... y es que a lo largo de nuestras vidas no cesamos nunca de aprender.
He visto sus pinturas, y me parecen inquietantes;los tonos oscuros, sus personajes que parecen fundirse en el mismo paisaje. Había hecho algunas relacionadas con poemas, y decía que no plasmaba tanto las palabras de los mismos, sino los sentimientos que estos le generaban.
Y qué me dices de los Proverbios del infierno: "Piensa por la mañana, actúa a mediodía, come al anochecer y duerme por la noche"
"Quien desea y no actúa engendra la plaga".
Y me quedo con una de sus citas : "Existen tres medios a través de los cuales el hombre puede llegar a Dios: la poesía, la pintura y la música"
Especialmente me ocurre esto con la música... viaja directo a los sentidos todos y te envuelven y te preguntas... quién sino Dios pudo haber tocado a quién compuso tanta belleza.
Vaya... mis comentarios me estan quedando un tanto largos, sorry.

Senses & Nonsenses ha dit...

no sé si me gusta más su pintura o sus palabras. tampoco sé por qué no me he acercado más a él, tengo la sensación de que tengo que ver mucho con su mundo, ...bobadas que se me ocurren.

un abrazo.

icaro ha dit...

Fascinante esta angel que se nos presenta con proporciones colosales y una túnica sinuosa que desdibuja la silueta. Me parece sobria esta composición, en la que los tonos naranja, se mezclan con cierto sentido profético.
Un saludo

pon ha dit...

Me gusta más su poesía, pero hay que reconocerle el genio polivalente.

lobogrino ha dit...

Sólo: me encanta.
Abrazos desde la vuelta.

Kui ha dit...

William Blake es uno de mis poetas favoritos y uno de mis pintores preferidos también, llevo ya un buen tiempo sin re-leerlo y tengo muchas ganas de regresar a él.. Recuerdo que cuando lo leí por primera vez me sorprendió la cantidad de lucidez que desprenden sus palabras y las imágenes de sus grabados, personalmente creo que no se pueden separar, él mismo no los separaba, quizá ese es uno de sus rasgos característicos, su poesía está necesariamente cifrada dentro de sus imágenes.
Más allá de eso, he de decir que a Blake le tengo un aprecio personal bastante especial. Tanto él como Hölderlin me enseñaron a ver una luz y un colorido que no hay en la poesía de otros poetas románticos como Nerval, Novalis o Jean Paul.. aunque cabe decir que esos también me gustan mucho.. pero a Blake y Hölderlin [al igual que a Nietzsche, ese filósofo-poeta romántico bastante tardío] les tengo un cariño especial, pues creo que invitan a la vida sin omitir sus aspectos más sombríos, pero no por ello niegan la fuerza de la luz que habita en el ensueño claroscuro de la existencia profana.
En fin.. gracias por recordárme al Blake.
Saludos.