divendres, de març 16, 2007

Félix Fernández


Félix Fernández "Cuatro Esquinitas tiene mi Cama" del Proyecto 1.000 maneras de dormir tranquilo

12 comentaris:

lobogrino ha dit...

Como es evidente me quedo con la segunda foto de esta serie, con diferencia.

Me gusta. El feísmo desagradable que define todo el arte (y todo lo que pretende ser arte) contemporáneo también está presente pero tiene algo que me gusta.
Interesante, Pejota. Como todo lo que pones.
La foto segunda una monada.

Senses & Nonsenses ha dit...

curioso.
y muy de acuerdo con el comentario de lobogrino.
interesante.
un abrazo.

el autor ha dit...

hola pjota

gracias por el link.
tu blog es buenìsimo.

saludos, desde chile

el hamster

pon ha dit...

¡¡¡Esta imagen es una pesadilla!!!

Es extraño.

pe-jota ha dit...

Lobo.-Lo que denominas feísmo no es más que el simple hecho de colocarnos un espejo delante de nuestras ideas y de nuestras vidas.

Senses.-Son obras que como le he dicho a lobo, nos obligan a fijarnos y descubrir detalles.

Hamster.- Gracias.

Pon.- Tú has visto, te has parado y has captado esos detalles.

lobogrino ha dit...

Si colocas un espejo delante de mis ideas y de mi vida no ves el feísmo que domina mucho del arte contemporáneo: procuro que mi vida y mis ideas sean pulcras, limpias y ordenadas.
Lo que yo denomino feísmo es Divine comiéndose una mierda de perro caliente o lo que es lo mismo: la exaltación y recreación de la suciedad, de la basura y de lo desagradable. Esas cosas que, desgraciadamente, existen pero que algunas personas preferimos (muy acertadamente) eliminar u ocultar para que no se vean.
Vamos que "defecar", parir o quitar los pelos de la ducha son "actividades" que no nos queda más remedio que realizar con la diferencia que algunas personas no les sacamos una foto y pretendemos hacerlas pasar por arte.
Besotes.

pe-jota ha dit...

El arte ante todo es provocación, es una mirada atrevida a nuestro alrededor, eso implica no sólo buscar la belleza formal o clásica si no también indagar en la cotidianidad, por vulgar que nos parezca.

La Lengua ha dit...

Super interesante y presenta muchas preguntas , muchos caminos, muchos puntos que debemos resolver. Bravo!

lobogrino ha dit...

Tenemos conceptos distintos de lo que es el arte. Para mi la provocación es sinónimo de mal gusto y de falta de criterio: ¿cuando creo algo qué me tiene que importar lo que otros piensen como para tener que provocarles?.
Defino el arte como la expresión del sentimiento y del sentir del artista pasados por la criba de la belleza. Dejando fuera esa vulgaridad de la que hablas.
La cotidianidad, desgraciadamente, tiene mucho de vulgar y el arte debe contribuir,para que el mundo sea más bello y por tanto mejor, a que esa vulgaridad desaparezca siendo expresión de belleza que conmueve y aporta paz.
Desengañémonos: es mucho más fácil hacer estupideces con basura a lo Tàpies y decir que son arte (para sacar dinero, ojo) que pintar la Capilla Sixtina. El supuesto arte contemporáneo tiene mucho de timo también.
Tenemos visiones distintas: en este punto no creo que vayamos a coincidir.
Muchos abrazos.
Me debes una visita: me diste tú la idea de mi último escrito del blog...

Félix Fernández ha dit...

Hola, soy Félix Fernández y agradezco a Pe-jota, que no te conozco o creo no conocerte, que hayas puesto un link en tu web. Me parece muy interesante que se puedan hacer comentarios y opinar sobre lo que uno hace.

Evidentemente no coincido con Logobrino en sus comentarios. Para mí el arte es un reflejo de la vida y muchas veces ésta no es agradable. Tapar, ocultar, no mostrar para no molestar, me parece un error, incluso una posición infantil de enfrentarse a la vida.

Para mí, el ser capaz de poder apreciar la belleza incluso en lo que no es aparentemente bello, es un signo de madurez.

Para acabar, me gustaría decir que tengo otras fotos o vídeos más convencionalmente bellos. Un abrazo, y muchas gracias.

Félix Fernández

pe-jota ha dit...

No, no nos conocemos personalmente, pero me sentí muy interesado por tu trabajo, el cual encuentro que nos trae una mirada entre irónica y lúcida sobre nuestra realidad.
Agradezco calurosamente tu personal aportación a este mi pequeño espacio.

lobogrino ha dit...

Interesante reflexión Félix.
Interesante a la par que errónea:
el infantilismo en relación a lo que hablamos son las majaderías de Tápies y otros vendidas como arte.
No se trata de tapar lo feo de la vida para que no molestar a otros. Si hay una persona a la que le trae sin cuidado molestar a otras personas es a mi.
Se trata de tapar lo feo porqué simplemente es feo y porqué el primero que lo ve es el que lo hace y hasta para él es feo.
Este no es un lugar de debate: pero es lo que hay.

Lo que define a la madurez no es la exaltación de lo cutre y de lo negativo de la vida sino su superación. Vamos que si te apetece fotografiar o enmarcar el tumor que está matando a un amigo te lo puedo hacer llegar: es cosa tuya: pero no quieras colármelo como "arte maduro" o algo parecido porque uno ya hace tiempo que se afeita y como que no...
Entre una chorrada hecha con desperdicios (que forman parte de la vida, pero curiosamente el común de los mortales no los tiene en el salón (y los que los tienen son considerados enfermos) sino que los tira...¿somos inmaduros cuando sacamos la basura cada noche?...) de cualquier moderno y el David de Miguel Ángel no dudo lo que eligo: simple sentido común.

Y conste que tus fotos me han gustado bastante: esto no hace referencia a lo que he visto de tu obra.
En todo caso gracias por dirigirte a mi humilde persona.
Saludos sinceros. Lobogrino.