dimecres, de novembre 29, 2006

Paisaje Urbano

Dos nuevas obras han venido a cambiar en breve espacio de tiempo el paisaje urbano de Barcelona:


El hotel Hesperia Tower obra de Richard Rogers, edificio de bajo consumo energético al basarse en el desarrollo de tecnología bioclimática. Es una torre de 105 metros de altura y 27 plantas entendida como una máquina habitable y distintiva, situado en L'Hospitalet de Llobregat, a corta distancia del puerto y del aeropuerto. El hotel Hesperia Tower incrementará la oferta cinco estrellas de Barcelona con 280 habitaciones dobles, 12 suites dúplex con hidromasaje, siete suites ejecutivas y una presidencial con espectaculares vistas sobre el mar. Aunque la panorámica más deslumbrante, con un alcance de visión de 18 kilómetros, es aquella que proporciona la cúpula coronaria del rascacielos, donde se encuentra situado el restaurante Evo, a cargo del chef Santi Santamaría.




La nueva sede social de Gas Natural obra de Miralles & Tagliabue, obra póstuma de Enric Miralles al igual que la reforma del mercat de Santa Caterina. Obra excsiva, vital y gran espejo que abraza Barcelona, tal vez sea el grande y profundo amor que Enric sentía por esta su ciudad lo que le llevó a dejarnos estos dos grandiosos legados que su compañera, Benedetta Tagliabue, tan bién ha sabido llevar a buen puerto.






8 comentaris:

homo-sapiensis ha dit...

desde luego que, de momento, se aprecia un cierto equilibrio entre la lucha por mostrar modernidad y conservar la escencia la solera de esta ciudad, es una de las cosas que más me gusta de Barcelona; tal vez porque tampoco quede espacio dentro de lo que es la zona metropolitana para clavar mas ladrillos, por suerte. Esperemos que nos invada la "fiebre marbellina"... Un abrazote Pe-jota

pon ha dit...

Nada mejor que un espejo así para que la señora se mire, con lo guapa que es.
El hotel me parece tremendo.

pe-jota ha dit...

Teniendo encuenta las características que adornan a los ciudadanos barceloneses, es bastante improbable el que esto se convierta en un caos urbanistico, ahora mismo se está luchando para devolverle su aspecto original a la manzana de la discordia en pleno Paseo de Gracia, y que la Casa Batlló luzca en todo su esplendor.
La señora del Mediterraneo siempre se reflejara en los ojos de sus amantes.
Un beso a los dos por amar esta ciudad, la cual también os quiere a vosotros

lobogrino ha dit...

Creo que, sin gustarme especialmente la arquitectura contemporánea (para mi el Arte se acaba en el Barroco) ese uno de los encantos de Barcelona: que cerca de una joya gótica puedes tener un edificio modernista o uno de estos contemporáneos y no desentona ni rompe la estética.
Creo que han acertado de lleno con el tejado del Mercat de Santa caterina. Los otros no los conozco.

pe-jota ha dit...

Lobo-qué voy a hacer contigo, hay que modernizarse un poco, ¿no crees?

lobogrino ha dit...

Claro y ya lo hago: siempre había dicho que el arte terminaba en el Gótico. Ahora ya voy por el Barroco...A este paso antes de la centuria llego al Modernismo...jejejeje ;)

shysh ha dit...

Me gusta mucho el edificio del Gas, cosa rara habiendo salido de unas mentes que normalmente hacen cosas que me desagradan, véase la pérgola de la avenida icària o el parlamento de escocia, pero ahí la han bordado. El hostel Hesperia no me seduce mucho aunque sí llama mi atención desde que vi el gran cuadro vacío sobre el que se construía. ( Y raro es que no haya protestado nadie de l'Hospitalet por decir que es un edificio de bcn , hehe). Me gusta un montón el edificio del Parc de Recerca Biomédica y tiraría al suelo el "beirut tower" esa torre fea y que parece bombardeada en Diagonal Mar.
Tengo muchas ganas de vencer la pereza que me da acercarme a la torre agbar de noche para hacer un millar de fotos detalle. Saludos.
PD: Es de admirar el paso de gigante que dice haber dado lobogrino.

albatros ha dit...

Cierto es que en Barcelona se van incrementado edificios de diseño y con nuevos criterios de construcción y funcionamiento. Y como ejemplo tenemos la torre AGBAR o el nuevo parque del Poble Nou. El camino que está llevando la arquitectura y puesta en marcha en las grandes ciudades del mundo son unas auténticas obras de arte. Sl2