dissabte, de novembre 25, 2006

Kabuki




El Teatro Kabuki es una de las mas ancestrales tradiciones japonesas, combinación de teatro, danza y música con una puesta en escena muy sofisticada, tanto en lo que se refiere al vestuario, como a la estilización gestual, y con la característica de que todos los papeles son interpretados por hombres.
Sus origenes son un tanto polémicos, ya que nace ligado a la prostitución, tanto masculina como femenina. En un principio sus interpretes eran todos mujeres, en concreto se cree que nace ligado a una sacerdotisa del Santuario Izumo llamada Okumi, Okuni, vestida de hombre, hacía el papel de un hombre que frecuenta las casas de té que estaban en boga por esa época (antecesoras de las casas de placer) y que coqueteaba con las mujeres del lugar. Okuni también bailaba una versión de un canto budista nembutsu vestida a la manera de los recién llegados sacerdotes cristianos, llevando puesto un rosario y una cruz alrededor del cuello. Estas presentaciones completamente nuevas, sus canciones populares y sus danzas tomaron a los espectadores por sorpresa. Las danzas de Okuni empezaron a recibir el nombre de danzas kabuki, siendo esta palabra un adjetivo que describe lo vanguardista.
Pero los sucesivos escándalos, y atmósfera de violencia que las rodeaban, fueron expulsadas de los escenarios. Siendo sustituidas por actores jóvenes, con lo cual se produce un importante cambio que será el aumento de la tensión dramática sobre la danza, pero de nuevo el reclamo sexual en torno a estos jovenes se torna escandaloso con lo cual se prohibirá a los jóvenes el acceso a los escenarios.
A partir de este momento es cuando se conformará el teatro Kabuki que conocemos hoy, ya que serán hombres mayores los encargados de representar los papeles, lo cual llevará a una mayor sofisticación y estilización de la puesta en escena.


Los actores que justamente gozarán de mas prestigio dentro del teatro Kabuki serán los "onnagatas ", actores encargados de representar los papeles femeninos, sobresaliendo el nombre de Bando Tamasaburo




4 comentaris:

lobogrino ha dit...

Fabuloso escrito.
Me parece algo asombroso.
Como incapaz de entender la mentalidad japonesa tradicional así como el teatro me resulta fascinante.
Yo soy del teatro griego: de las tragedias y las comedias de textos sangrantes.
Esto me llama mucho la atención. Me resulta muy curioso y no acabo de comprenderlo.
Tu escrito es de una erudición que me encanta.
Un abrazote.

pon ha dit...

Vi un Kabuki y me habían dicho que era aburridísimo, que no se entiende nada y que no hay quien comprenda los conceptos. Pero cuand empezó, ni el idioma ni los conceptos ni la duración me importaron un reverendo pepino: aquello era la belleza pura.

un-angel ha dit...

Ay kabuki... tengo tanta ignorancia en el tema que no te voy a decir nada, yo me he quedao en el calendario de los bomberos, jaja...
Otro abrazo

Senses & Nonsenses ha dit...

excelente post.
no tenía ni idea de los orígenes del teatro kabuki.
un abrazo.